Foro / Boda y Matrimonio

Mi marido, su disciplina y mi reeducación.

Última respuesta: 29 de marzo de 2020 a las 17:52
21/2/04 a las 2:52

Queridas amiguitas:
Estoy felizmente casada desde hace dieciséis años con un hombre que tiene once más que yo. Es un sueño, dulce como la miel y muy cariñoso, comprensivo y considerado.
Pero he de decirles que en el momento de casarnos, yo no era nada de eso en absoluto. En mi casa nunca había recibido ninguna paliza ni siquiera algún castigo corriente entre los niños (penitencias, prohibiciones, etc.). Era caprichosa y me portaba como lo que era: una malcriada. Mi novio me había advertido que cuando nos casáramos no me iba a tolerar ninguna de esas tonterías. Yo estuve de acuerdo.
Sin embargo, después de nuestra luna de miel, seguí con los caprichos por seis meses más o menos. Mi paciente marido hacía y permitía todo lo que a mí se me antojaba.
Esto llegó al colmo una noche en la que él tenía que acostarse temprano por motivos de trabajo. Yo tenía unos enormes deseos de diversión y me preparé para eso: me puse un vestido largo azul con un gran tajo al costado y me calcé un par de hermosas sandalias doradas de tacones altos. Además, me maquillé esmeradamente. O sea que estaba vestida y arreglada para matar. Me presenté así compuesta a mi marido y le dije que quería salir al cine o a beber algo. Él me contestó que no, y me explicó por qué. Yo no quise atender razones e insistí, a los gritos y pateando el suelo. Entonces, él me dijo: "Ahora te voy a dar algo que debiste haber recibido hace mucho tiempo". Se levantó de la silla de un salto y me agarró de un brazo. Me arrastró hasta una silla y se sentó. Antes de que yo empezara a protestar, él ya me había puesto boca abajo sobre sus rodillas y ya me estaba zurrando de lo lindo. Durante esa azotaína (sonora azotaína), me asombré, protesté, pataleé, grité, lloré, lo insulté y por último le prometí que me portaría bien. Me soltó y me dejó que me limpiara la cara. Luego me ordenó que fuera con él a dormir.
Dolorida y asustada, le obedecí. Además, era una experiencia totalmente nueva para mí el ser dominada físicamente y tener el trasero tan caliente. En una edad de más de veinte años, y siendo una mujer casada, ¡era la primera vez que recibía "chas chas en la cola"!
Mi buen comportamiento duró diez días. Yo cada tanto pensaba que a mí no iban a reformarme a chirlos, no era una nenita, después de todo. Entonces recomencé con mis caprichos y faltas de respeto. A mi tercer desplante, mi marido volvió a tomarme de un brazo y esta vez me arrastró al dormitorio. Una vez allá, cerró la puerta con llave y me dijo: "Tus caprichos son una enfermedad y yo tengo acá el remedio". Dicho esto, se sacó el cinto. Me obligó a echarme boca abajo sobre la cama y me levantó la falda. ¡Y ahí sí que supe lo que era una buena paliza! Sin hacer caso de mis gritos y quejas, me propinó veinte latigazos bien dados.
Después de esto, fui realmente una mujer con todas las letras. No me volví a encaprichar y fui modosita. Mi marido no volvió a azotarme (tampoco hizo falta). Y no crean que me somete: en casa todo se dialoga, y más de una vez él cambió una opinión o decisión por algo que le dije.
Quisiera que me dejen sus comentarios; y si alguna tiene un testimonio parecido, de haber sido algo así como una fierecilla domada. ¡Chau, lindas!
Traviesilla

Ver también

La respuesta más útil

2/1/19 a las 1:58

Hola chicas, pues yo no lo veo mal si es de mutuo acuerdo, mi novio y yo con el cual llevo un año y nos casaremos de aquí a 3 meses; lo tenemos asumido que por lo menos en nuestras familias es así y no solo porque sea así si no que nuestra religión lo obliga y nosotros tb aunque a veces no nos haga gracia lo tenemos acordado de mutuo acuerdo que cuando nos casemos empieze a tratarme como ordena nuestra religión, que si algo no le gusta de mí debe castigarme a su manera. y a su antojo y darme tantos azotes como desee más el doble, es decir si desea darme 10 azotes por desobedecerle debe darme el doble que es lo que ordena nuestra religión; 10 y 10 azotes en cada nalga y azotar a la mujer lo más fuerte que se pueda y cuanto más fuertes y duros sean los latigazos con el cinturón mejor porque hasta que no escuezan el hombre no debe parar de azotarle el culo hasta que se le ponga bien rojo el culo y seguidamente seguir aplicando los castigos que sean necesarios, a mí sin casarnos aún ya me ha castigado varias veces y me ha dado 600 azotes con la mano y puesto el culo más rojo que un tomate y me duró 10 días seguidos el escozor por desobedecerle, además de los castigos y humillaciones que me propinó me pinzó los pezones de las tetas durante 20 minutos fóllandome el coñoo y como me quejase peor porque los retorcía más y me ponía más pinzas y tanto que acabó así como no sabía que yo pudiera llegar a ser tan desobediente al final acabe con 3 pinzas por pezones en las 2 tetas muriendome del dolor y si encima todo eso fuera poco follandome atada este verano, en las vacaciones de la playa como hacía mucho frío por las noches en la calle y aún no le bastó para que aprendiese a obedecerle me puso una correa de las que venden en los sex shop y me paseo un buen rato con la correa bien atada al cuello medio hagándome y tirándome bien fuerte de la correa y cuando me sacó a la terraza me la quitó y me obligó a dormir con las manos atadas atrás y sin cojín ni almohada ni manta dandome antes de encerrarme en la terraza 2 buenos guantazos por ambos lados de la cara y durmiendo desnuda ahí los 10 días de las vacaciones hasta las 7 de la mañana, me encantó el castigo y cuado nos casemos que al final adelantamos la boda al año que viene me obligará a tragarme todo su pis y corrida sin rechistar y sin que se caiga 1 gota porque a la más mínima que se me caiga me tendrá que sacar al balcón todas las veces que le apetezca a dormir desnuda y atada cada vez que haga falta. Asi que espero que no se me caigan porque como le desobedezca a la siguiente será peor.
Ya os repito que es de mutuo acuerdo y me encanta que mi novio me dome y me eduque como el desea.
Un saludo.

11 -Me gusta

21/2/04 a las 9:46

Me dejas muda
MIra esta claro que tu eras una persona egoista y mimada, que si no te salias con la tuya, la liabas bien liada. Pero tu marido se paso tres pueblos. No entiendo como defiendes lo que te hizo.Yo no se si teneis hijos, pero si los teneis, ¿como actua cuando no hacen lo que el quiere? ¿les pega tambien una paliza?. A mi en ese mismo momento de la paliza se me hubiera acabado el amor por mi marido. No se, no es una critica, es simplemente que no entiendo esa forma de actuar.

4 -Me gusta

21/2/04 a las 19:06

Estas enferma!
Primero por comportarte como una nena, que a esta edad ya no hay pretexto.
Segundo por dejarte castigar asi de tu marido y encima me haces pensar que te agrada.
En realidad...busca ayuda psicologica.

3 -Me gusta

22/2/04 a las 5:35

Qué fuerte
eso que me parece muy fuerte lo que acabo de leer y es que encima de que te ha pegado y vaya de que modo, vá y te hace gracia y todo.Entonces cuando tengas una hija(que quizás ya la tengas) le darás tambien tremendas palizas para que se haga mujer?? yo y muchas chicas como yo nos consideramos mujeres con todas las letras y te aseguro que ningún maridito nos ha tenido que poner la mano encima para llegar a serlo,si es que con actitudes como estas.........

3 -Me gusta

22/2/04 a las 23:09

Vaya conclusión
Así pues, ¿a qué conclusión has llegado? ¿¿¿Que los niños SÓLO aprenden a base de MALOS TRATOS???
No creo que tuvieras que pasar por eso para cambiar tu comportamiento egoísta, con ir a un buen psicólogo habría bastado seguramente. Con hablar, hablar y dialogar habría bastado. Pero tu marido no aguantó, no tuvo la paciencia necesaria y te maltrató. Sí MALTRATO, esta es la palabra aunque te duela.
Ahora dices que vives tranquila, NO ME LO CREO. Si a caso vivirás angustiada aunque no lo aparentes.

No entiendo tu comportamiento. Comprendo más el que tenías antes de todo esto, pero no el que tuviste después, aguantándolo un maltrato en todas las de la ley.

Nadie tiene el derecho de pegar a nadie, aunque la otra persona sea impertinente, o sea lo que sea. Si a él no le gustaba tu carácter será que nunca te ha debido querer lo suficiente. Porque por lo visto quiere a la persona que tiene a su lado no por lo que es, sino por lo que él quiere que sea.

NO HAY DERECHO, VAMOS.

Y no es excusa que tu digas que le permitiste los malos tratos. Una persona maltratada no comprende casi nunca que recibe malos tratos.

Cúidate de que ni tu ni tu marido os comportéis igual con vuestros hijos, porque les podéis perjudicar de por vida. Y lo dice una persona que sufrió cahetitos cuando era pequeña, "ná, cahetitos de nada", pero que me han marcado para siempre.

Saludos.

2 -Me gusta

23/2/04 a las 17:47

Intento infructuoso.
Querida Analena:
Acepto leer acerca de tu esperiencia. Intenté enviarte un email sobre esta mismo dos veces; pero no te lo pudo enviar este sistema. Te pido que me escribas a:
odriozolaurteaga@enfemenino.com

o a:
mariavictoria1969@yahoo.com

Me gusta

23/2/04 a las 19:50

Real, o tomadura de pelo
traviesilla



Tu relato es como tu? una traviesilla tomadura de pelo?,¿una provocación machista? , jejej


Pues...sinceramente, hay otros temas con los que bromear, que con el maltrato y las palizas para "reeducar a la mujer"

A nadie se le reeduca a base de palizas....y quien crea eso ...vive en el siglo pasado


Existe algo llamado, respeto, dialogo y comunicación...que suele ser muy utiles

Si realmente has vivido lo que cuentas....chica la que das penita eres tu....porque encima vas y lo cuentas ...como si fueras una nenita mala a quien papi regaño y luego dio caramelitos

!!Lo que hay que ver por estos foros!!

2 -Me gusta

29/2/16 a las 20:55

Oye
Y no te dolió cuando te pego no le tuviste miedo

2 -Me gusta

29/8/16 a las 11:15

Violencia de genero
Tras haber leido tu tan educativa experiencia me ha quedado bastante claro que te lo has inventado todo de lo lindo, y que probablemente eres tu el marido, quien escribe, y no la esposa, poque esos comentarios que haces son tipicos de un hombre machista, que cree que a una mujer se la tiene que educar a base de violencia, que ademas escribe con sorna sobre un tema tan grave como es el maltrato de genero, quitandole importancia a una cachetada, un azote, o incluso una paliza a base de cinturon. Y esa violencia es gradual, y cuando una mujer lo permite una vez luego puede estar segura que la proxima esta al caer, que solo el que te hayan levantado la mano una vez es suficiente para darse cuenta de que esa persona no te quiere como te mereces, o que simplemente no te quiere, porque el amor es lo contrario al odio, y esos actos solo los cometen personas llenas de ira y malos sentimientos. Gente como tu hacen que esto siga ocurriendo, que una mujer pueda ver como algo sin importancia que a su pareja se le haya ido la mano una vez, y que en muchos casos esa relacion termine en amenazas y en muerte. Un ultimo consejo a las mujeres que hayan o esten sufriendo algun tipo de maltrato por parte de sus parejas, a un perro rabioso se le mira de frente y sin miedo, a veces es mejor el ataque antes de que muerda, nunca tengais miedo.

3 -Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

15/2/17 a las 7:40
En respuesta a

Violencia de genero
Tras haber leido tu tan educativa experiencia me ha quedado bastante claro que te lo has inventado todo de lo lindo, y que probablemente eres tu el marido, quien escribe, y no la esposa, poque esos comentarios que haces son tipicos de un hombre machista, que cree que a una mujer se la tiene que educar a base de violencia, que ademas escribe con sorna sobre un tema tan grave como es el maltrato de genero, quitandole importancia a una cachetada, un azote, o incluso una paliza a base de cinturon. Y esa violencia es gradual, y cuando una mujer lo permite una vez luego puede estar segura que la proxima esta al caer, que solo el que te hayan levantado la mano una vez es suficiente para darse cuenta de que esa persona no te quiere como te mereces, o que simplemente no te quiere, porque el amor es lo contrario al odio, y esos actos solo los cometen personas llenas de ira y malos sentimientos. Gente como tu hacen que esto siga ocurriendo, que una mujer pueda ver como algo sin importancia que a su pareja se le haya ido la mano una vez, y que en muchos casos esa relacion termine en amenazas y en muerte. Un ultimo consejo a las mujeres que hayan o esten sufriendo algun tipo de maltrato por parte de sus parejas, a un perro rabioso se le mira de frente y sin miedo, a veces es mejor el ataque antes de que muerda, nunca tengais miedo.

Yo me puedo relatar con la muchacha.Sino la diferencia es que no hay violencia fisica el mi matrimonio.Pero maneras de compartarse de parte de mi marido muy dolorosas.El me da el trato de silencio por cualquier error que yo o mi hijo hacemos.Tambien nos grita y insulta.Es mas doloroso que el dolor fisico.A mi me trata de manipular y usa mi inseguridades como se les antoja.No se como he mantenido un nivel de dignidad y no me haha arrojado de in puente pero no me duele mas lo que el me haga.Yo entiendo que nadue me puede ayudar sino yo misma pero es muy dificil de dejarlo.Me ha amenazado much as veces con quitarme los derechos de Vera mi hijo y no quiero perderlo.No SE como resolver esta situacion!!

Me gusta

2/1/19 a las 1:58
Mejor respuesta

Hola chicas, pues yo no lo veo mal si es de mutuo acuerdo, mi novio y yo con el cual llevo un año y nos casaremos de aquí a 3 meses; lo tenemos asumido que por lo menos en nuestras familias es así y no solo porque sea así si no que nuestra religión lo obliga y nosotros tb aunque a veces no nos haga gracia lo tenemos acordado de mutuo acuerdo que cuando nos casemos empieze a tratarme como ordena nuestra religión, que si algo no le gusta de mí debe castigarme a su manera. y a su antojo y darme tantos azotes como desee más el doble, es decir si desea darme 10 azotes por desobedecerle debe darme el doble que es lo que ordena nuestra religión; 10 y 10 azotes en cada nalga y azotar a la mujer lo más fuerte que se pueda y cuanto más fuertes y duros sean los latigazos con el cinturón mejor porque hasta que no escuezan el hombre no debe parar de azotarle el culo hasta que se le ponga bien rojo el culo y seguidamente seguir aplicando los castigos que sean necesarios, a mí sin casarnos aún ya me ha castigado varias veces y me ha dado 600 azotes con la mano y puesto el culo más rojo que un tomate y me duró 10 días seguidos el escozor por desobedecerle, además de los castigos y humillaciones que me propinó me pinzó los pezones de las tetas durante 20 minutos fóllandome el coñoo y como me quejase peor porque los retorcía más y me ponía más pinzas y tanto que acabó así como no sabía que yo pudiera llegar a ser tan desobediente al final acabe con 3 pinzas por pezones en las 2 tetas muriendome del dolor y si encima todo eso fuera poco follandome atada este verano, en las vacaciones de la playa como hacía mucho frío por las noches en la calle y aún no le bastó para que aprendiese a obedecerle me puso una correa de las que venden en los sex shop y me paseo un buen rato con la correa bien atada al cuello medio hagándome y tirándome bien fuerte de la correa y cuando me sacó a la terraza me la quitó y me obligó a dormir con las manos atadas atrás y sin cojín ni almohada ni manta dandome antes de encerrarme en la terraza 2 buenos guantazos por ambos lados de la cara y durmiendo desnuda ahí los 10 días de las vacaciones hasta las 7 de la mañana, me encantó el castigo y cuado nos casemos que al final adelantamos la boda al año que viene me obligará a tragarme todo su pis y corrida sin rechistar y sin que se caiga 1 gota porque a la más mínima que se me caiga me tendrá que sacar al balcón todas las veces que le apetezca a dormir desnuda y atada cada vez que haga falta. Asi que espero que no se me caigan porque como le desobedezca a la siguiente será peor.
Ya os repito que es de mutuo acuerdo y me encanta que mi novio me dome y me eduque como el desea.
Un saludo.

11 -Me gusta

29/3/20 a las :54

A mi me parece bien como le trata su marido, a mi mi marido me trata igual, cuando llega de trabajar me tengo que preparar para que me azote el culo que a mi me encanta me pongo a 4 patas y me pone la correa del perro cuando acaba de azotarme y que le chupe la polla me coje de la oreja y me lleva a dormir por la noche a la terraza desnuda son los castigos que tengo todos los dias por desobedecerle. Me encantan esos castigos.

1 -Me gusta

29/3/20 a las 12:03
En respuesta a

Hola chicas, pues yo no lo veo mal si es de mutuo acuerdo, mi novio y yo con el cual llevo un año y nos casaremos de aquí a 3 meses; lo tenemos asumido que por lo menos en nuestras familias es así y no solo porque sea así si no que nuestra religión lo obliga y nosotros tb aunque a veces no nos haga gracia lo tenemos acordado de mutuo acuerdo que cuando nos casemos empieze a tratarme como ordena nuestra religión, que si algo no le gusta de mí debe castigarme a su manera. y a su antojo y darme tantos azotes como desee más el doble, es decir si desea darme 10 azotes por desobedecerle debe darme el doble que es lo que ordena nuestra religión; 10 y 10 azotes en cada nalga y azotar a la mujer lo más fuerte que se pueda y cuanto más fuertes y duros sean los latigazos con el cinturón mejor porque hasta que no escuezan el hombre no debe parar de azotarle el culo hasta que se le ponga bien rojo el culo y seguidamente seguir aplicando los castigos que sean necesarios, a mí sin casarnos aún ya me ha castigado varias veces y me ha dado 600 azotes con la mano y puesto el culo más rojo que un tomate y me duró 10 días seguidos el escozor por desobedecerle, además de los castigos y humillaciones que me propinó me pinzó los pezones de las tetas durante 20 minutos fóllandome el coñoo y como me quejase peor porque los retorcía más y me ponía más pinzas y tanto que acabó así como no sabía que yo pudiera llegar a ser tan desobediente al final acabe con 3 pinzas por pezones en las 2 tetas muriendome del dolor y si encima todo eso fuera poco follandome atada este verano, en las vacaciones de la playa como hacía mucho frío por las noches en la calle y aún no le bastó para que aprendiese a obedecerle me puso una correa de las que venden en los sex shop y me paseo un buen rato con la correa bien atada al cuello medio hagándome y tirándome bien fuerte de la correa y cuando me sacó a la terraza me la quitó y me obligó a dormir con las manos atadas atrás y sin cojín ni almohada ni manta dandome antes de encerrarme en la terraza 2 buenos guantazos por ambos lados de la cara y durmiendo desnuda ahí los 10 días de las vacaciones hasta las 7 de la mañana, me encantó el castigo y cuado nos casemos que al final adelantamos la boda al año que viene me obligará a tragarme todo su pis y corrida sin rechistar y sin que se caiga 1 gota porque a la más mínima que se me caiga me tendrá que sacar al balcón todas las veces que le apetezca a dormir desnuda y atada cada vez que haga falta. Asi que espero que no se me caigan porque como le desobedezca a la siguiente será peor.
Ya os repito que es de mutuo acuerdo y me encanta que mi novio me dome y me eduque como el desea.
Un saludo.

Chicos
A mi también me hace lo mismo mi marido lo que anita23, cuando me case me dijo que me tenia que castigar todas las noches pero mi castigos son dormir en la terraza todos los dias desnuda y con la correa del perro puesta para que no me mueva y por las mañanas me quita la correa me estira de las orejas para llevarme a azotarme y darme lo merecido tengo que contar los azotes sin engañarme y luego le tengo que chupar la polla cuando acabo me vuelve a estirar de las orejas para llevarme a la terraza y ponerme la correa del perro, me saca a la calle ha hacer las necesidades como una perra. ese es mi castigo que me gusta que me traten asin el me tiene que domar hasta que le haga caso para eso soy su perra

1 -Me gusta

29/3/20 a las 12:28

Estuve 1 año durmiendo en la terraza como una perra desnuda y comiendo como una perra si tiraba algo al suelo cuando comia me estiraba de las orejas para que lo chupara porque lo habia hecho mal,cuando tenia que beber me quitaba la correa me estiraba de las orejas y me llevaba a la habitación a 4 patas y tenia que sacar leche de su polla para poder beber ese fue mi castigo durante 1 año y si le volvia a desobedecer volvia al mismo castigo.Me gusto ese castigo.

1 -Me gusta

29/3/20 a las 14:44

Me hacia fotos y me enviaba whatssap para que cuando llegara de trabajar me fuera preparando de mi castigo si no le hacia caso dormia en la terraza como una perra, tenia que esperarlo desnuda y a 4 patas detras de la puerta y recibirlo como una perra cuando entraba me ponia la correa del perro para que no me moviera me llevaba a la habitación para darme los azotes y le chupara la polla, como no lo hiciera bien me estiraba de las orejas para castigarme en la terraza, estuve otro año más con el mismo castigo y sacandome a la calle hacer las necesidades como una perra el segundo año el castigo fue atarme a la cama toda la noche y follarme y ponerme pinzas en los pezones, la verdad que esos castigos me encantan y es lo que quiero para mis castigos. 

Me gusta

29/3/20 a las 17:52
En respuesta a

Queridas amiguitas:
Estoy felizmente casada desde hace dieciséis años con un hombre que tiene once más que yo. Es un sueño, dulce como la miel y muy cariñoso, comprensivo y considerado.
Pero he de decirles que en el momento de casarnos, yo no era nada de eso en absoluto. En mi casa nunca había recibido ninguna paliza ni siquiera algún castigo corriente entre los niños (penitencias, prohibiciones, etc.). Era caprichosa y me portaba como lo que era: una malcriada. Mi novio me había advertido que cuando nos casáramos no me iba a tolerar ninguna de esas tonterías. Yo estuve de acuerdo.
Sin embargo, después de nuestra luna de miel, seguí con los caprichos por seis meses más o menos. Mi paciente marido hacía y permitía todo lo que a mí se me antojaba.
Esto llegó al colmo una noche en la que él tenía que acostarse temprano por motivos de trabajo. Yo tenía unos enormes deseos de diversión y me preparé para eso: me puse un vestido largo azul con un gran tajo al costado y me calcé un par de hermosas sandalias doradas de tacones altos. Además, me maquillé esmeradamente. O sea que estaba vestida y arreglada para matar. Me presenté así compuesta a mi marido y le dije que quería salir al cine o a beber algo. Él me contestó que no, y me explicó por qué. Yo no quise atender razones e insistí, a los gritos y pateando el suelo. Entonces, él me dijo: "Ahora te voy a dar algo que debiste haber recibido hace mucho tiempo". Se levantó de la silla de un salto y me agarró de un brazo. Me arrastró hasta una silla y se sentó. Antes de que yo empezara a protestar, él ya me había puesto boca abajo sobre sus rodillas y ya me estaba zurrando de lo lindo. Durante esa azotaína (sonora azotaína), me asombré, protesté, pataleé, grité, lloré, lo insulté y por último le prometí que me portaría bien. Me soltó y me dejó que me limpiara la cara. Luego me ordenó que fuera con él a dormir.
Dolorida y asustada, le obedecí. Además, era una experiencia totalmente nueva para mí el ser dominada físicamente y tener el trasero tan caliente. En una edad de más de veinte años, y siendo una mujer casada, ¡era la primera vez que recibía "chas chas en la cola"!
Mi buen comportamiento duró diez días. Yo cada tanto pensaba que a mí no iban a reformarme a chirlos, no era una nenita, después de todo. Entonces recomencé con mis caprichos y faltas de respeto. A mi tercer desplante, mi marido volvió a tomarme de un brazo y esta vez me arrastró al dormitorio. Una vez allá, cerró la puerta con llave y me dijo: "Tus caprichos son una enfermedad y yo tengo acá el remedio". Dicho esto, se sacó el cinto. Me obligó a echarme boca abajo sobre la cama y me levantó la falda. ¡Y ahí sí que supe lo que era una buena paliza! Sin hacer caso de mis gritos y quejas, me propinó veinte latigazos bien dados.
Después de esto, fui realmente una mujer con todas las letras. No me volví a encaprichar y fui modosita. Mi marido no volvió a azotarme (tampoco hizo falta). Y no crean que me somete: en casa todo se dialoga, y más de una vez él cambió una opinión o decisión por algo que le dije.
Quisiera que me dejen sus comentarios; y si alguna tiene un testimonio parecido, de haber sido algo así como una fierecilla domada. ¡Chau, lindas!
Traviesilla

Eso buen castigo, mi marido me castiga mucho, me desnuda y me pone a 4 patas para azotarme y cuando acaba de azotarme me estira de las orejas para llevarme a dormir por la noche desnuda en la terraza con la correa del perro puesta y si no le obedezco ese es mi castigo, llevo 2 años durmiendo en la terraza como su perra que soy y me saca todos los dias a la calle ha hacer las necesidades como una perra y si no le hago caso me azota el culo y me tiene que castigar todos los dias como su perra que soy, me pone de comer igual que a una perra y si cae algo en el suelo me estira de las orejas para que lo chupe y para beber me estira de las orejas para llevarme a la habitación a 4 patas y le tengo que chupar la polla para sacarle la leche y beber y si no le chupo bastante castigada en la terraza con el collar de perro puesto y desnuda hasta que me porte bien. Además me gusta ese castigo. Cada vez que salgo de trabajar le llamo y me dice que me vaya preparando para el castigo que me tiene preparado, es llegar y tengo que desnudarme en la puerta y me pone la correa para llevarme a la terraza a castigarme. Esos castigos son los que tengo por ahora. 

1 -Me gusta

Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir