Foro / Boda y Matrimonio / Matrimonio

Ayuda a una esposa en la cuerda floja

9 de septiembre de 2002 a las 14:09 Última respuesta: 25 de marzo de 2017 a las 17:49

Hola a todos y todas:
En primer lugar, gracias por leerme y perdonad por la extensión de este mensaje. Busco ayuda y consejo, porque el psicólogo me ha dicho que tengo que sacar lo que siento y contarlo a otras personas. Me casé no hace mucho con el hombre más maravilloso del mundo después de llevar la mitad de mi vida a su lado (tengo 30 años y empezamos con 15). Siempre hemos sido los mejores amigos, compañeros, amantes, etc. Sólo fallaba la frecuencia de nuestros encuentros sexuales debido a un exceso de trabajo de mi marido, o porque cambiaba de empelo, o simplemente porque no lo necesitaba tanto como yo. Siempre le he comprendido, apoyado en todo y me he adaptado a su ritmo, porque le amo muchísimo.
Después de tener un accidente del que me han quedado unas secuelas, pero afortunadamente estoy bien, empecé a notar un distanciamiento por su parte. Al preguntarle, siempre me decía que esperara a que acabara este proyecto, o ese otro trabajo, etc., que vendrían tiempos mejores y que no pasaba nada grave. Poco a poco empezó a estar más irritable y evasivo, justo cuando yo empezaba a hundirme por su actitud, descrubro que me estaba siendo infiel con una compañera de trabajo. Le perdoné incluso antes de saberlo y sólo acerté a preguntarle si se había enamorado de ella. Dijo que no podía saberlo porque no la conocía lo suficiente, pero estaba dispuesto a romper nuestro matrimonio, aunque dice necesitarme y que debemos seguir viviendo juntos. Yo me negué a la tortura de vivir con un hombre que no te ama, pero le propuse que intentáramos que saliera todo bien yendo a terapia de pareja. El psicólogo dice que es un adicto al trabajo y que tiene una gran depresión que no le hace ver con claridad qué es lo que quiere, y que esa mujer ha "aprovechado" la situación para confundirle más. Se siente confundido, y aunque dice que soy la mujer más marivillosa del mundo quiere libertad e independencia y yo pienso que quizás como empezamos muy jóvenes siente la necesidad de vivir algo distinto.
Hemos estado de vacaciones y han sido fantásticas porque lo pasamos muy bien juntos y noto que le importo y que me quiere, incluso hemos podido avanzar un poquito en el terreno sexual, aunque sólo haya servido para subir mi autoestima y darme cuenta de que aún le hago sentir cosas.
Ahora dice que tiene claro que no volverá con ella, pero que el problema sigue ahí y a veces parece decidido a que nos separemos. El psicólogo dice que soy demasiado buena y comprensiva porque tengo una actitud de espera y ayuda hacia él y que debo cambiar, y hablar de esto con otras mujeres que me enseñen algo más de malicia y picardía para intentar reternerlo, porque no quiero hacer nada para que él esté a mi lado contra su voluntad, o decidir por él. Según él, le protejo demasiado y, si no hago nada por atraerlo, ya se encargará esa tercera persona de tirar de él, pero yo no quiero que él se rompa de tanta presión, y además no tengo esa malicia para diseñar estrategias, aunque sean estrategias de mujer.

Por favor, aconsejadme porque no sé qué hacer para acercarme más a él, ayudarle y no dejar que se hunda en su exceso de trabajo y acabe solo. Le amo demasiado, tanto que renunciaría ahora mismo a él (aún muriéndome en el intento) si supiera que iba a ser más feliz sin mi. Sin embargo,´sé que la felicidad es una opción, fruto de la evolución personal y que las personas llegamos a ella si nuestra madurez nos lo permite. Él aún no está preparado para ser feliz.
Decidme qué haríais. Muchas gracias

Ver también

9 de septiembre de 2002 a las 17:06

Libertades crecientes
Lo primero que tienes que hacer y con urgencia, es olvidarte de ese seudo-psicólogo, no sólo es un inepto sino también un cretino. ¿Qué clase de diagnóstico y terapia son esos? Es un nefasto.

Volviento a ti. ¿No te parece que estás cayendo en una situación de ABUSO emocional y MALTRATO psicológico por parte de tu pareja? Nada ganas con asumir una actitud de abnegación o martirio. Dices que:

"Se siente confundido, y aunque dice que soy la mujer más marivillosa del mundo quiere libertad e independencia y yo pienso que quizás como empezamos muy jóvenes siente la necesidad de vivir algo distinto.", lamentas.

¿Acaso tú no cuentas? ¿En verdad crees que vivir contigo le hace perder la libertad e independencia? Quien conoce la Libertad sabe que en pareja se suman las libertades y se engrandecen, jamás se pierden.¿No es cierto?

¿Acaso tú no sientes la misma "necesidad de vivir algo distinto"? ¿De qué te sientes CULPABLE? ¿Por qué piensas que SU felicidad tiene que pasar por encima de TU propia felicidad?

¿Acaso tú no cuentas?

Te besa en la punta de la nariz
Águila Que Cae

Me gusta
9 de septiembre de 2002 a las 17:22
En respuesta a saliu_5179843

Libertades crecientes
Lo primero que tienes que hacer y con urgencia, es olvidarte de ese seudo-psicólogo, no sólo es un inepto sino también un cretino. ¿Qué clase de diagnóstico y terapia son esos? Es un nefasto.

Volviento a ti. ¿No te parece que estás cayendo en una situación de ABUSO emocional y MALTRATO psicológico por parte de tu pareja? Nada ganas con asumir una actitud de abnegación o martirio. Dices que:

"Se siente confundido, y aunque dice que soy la mujer más marivillosa del mundo quiere libertad e independencia y yo pienso que quizás como empezamos muy jóvenes siente la necesidad de vivir algo distinto.", lamentas.

¿Acaso tú no cuentas? ¿En verdad crees que vivir contigo le hace perder la libertad e independencia? Quien conoce la Libertad sabe que en pareja se suman las libertades y se engrandecen, jamás se pierden.¿No es cierto?

¿Acaso tú no sientes la misma "necesidad de vivir algo distinto"? ¿De qué te sientes CULPABLE? ¿Por qué piensas que SU felicidad tiene que pasar por encima de TU propia felicidad?

¿Acaso tú no cuentas?

Te besa en la punta de la nariz
Águila Que Cae

Sólo soy culpable de amar demasiado
Supongo que tienes razón, pero no es fácil cambiar, sobre todo cuando no quieres, aunque sepas que debes hacerlo. Aunque ser como soy no me ha traído buenos resultados, me gusta cómo soy y no hace mucho llegué a sentirme muy feliz y satisfecha. Creo que la felicidad está dentro de uno y es una opción personal, fruto de la evolución y madurez; quizá sea cuestión de actitud, de agradecer y amar la vida que se nos da, de aprovechar cada minuto, etc.
Yo no necesito esas libertades, porque ya me sentía muy libre y bien, pero no sé si cuando él me habla lo hace él o lo hace su depresión, ya que cuando avanza el tratamiento razona con más claridad.
¿Acaso yo no cuento? Desde luego, ahora mismo, no menos que él. Le amo más que a mí misma. Quizá sea un error, pero creo que eso es amar. Claro que no tengo orgullo, pero ¿Qué es el orgullo? Para mí, es quererse a uno mismo más que al otro. Ya me ocuparé de mi misma depués, aunque dudo de poder levantarme si esto sale mal.
Gracias por tus consejos

Me gusta
9 de septiembre de 2002 a las 18:35

Sé que es difícil pero tengo que intentarlo
Como le dije a Aguila, puede que tengas razón y yo también tenga un problema. Por supuesto que él tiene un problema, y es que su depresión no le deja razonar con claridad. Poco a poco con el tratamiento se van notando avances porque ya piensa con más claridad y no tienes esas "ideas absurdas" que tenía hace un mes. Nosotros hablamos mucho y no creo que ha fallado la comunicación, pero sí tenemos que averiguar qué es lo que no funcionó. Empezó a estar mucho más triste cuando le dije que no aceptaría ser su amiga y vivir como "compañeros de piso" puesto que le amo. Así que no sé si está triste por perderme, porque parece hacerle mucho daño que yo esté mal. El psicólogo está de acuerdo en que no debo ser comprensiva, sino que debo darle caña y por eso me pidió que hablara con otras personas y viera otros puntos de vista para diseñar "estrategias de mujer", dejar de ser buena persona y utilizar mis armas, aunque a mí me parece algo un poco machista e injusto. Además, siempre que he intentado darle caña, luego me siento fatal y es que quizá no puedo dejar de ser yo misma. Si así no le estoy ayudando ¿qué es lo que debo hacer?
Gracias

Me gusta
10 de septiembre de 2002 a las :06

Para atraerlo primero tienes que empezar por..
TI, estás atravesando un periodo dificilisimo y es casi imposible que tu tambien no entres en depresion. No se a que te dediques tu, pero trata de primero darte tiempo para ti y para tus hijos (si eres mamá), eres muy jovencita, ponte guapa interesate en algo que te guste, algun deporte, alguna obra de caridad algun hobbie, algun tipo de clase que te ayude a sentirte renovada y segura y sentirte mas guapa aun. Luego y si puedes dale un poquito pero un poquito de celos pero de aquellos sanos, es decir, de los celos que el ya no se crea el centro de tu mundo. La naturaleza humana casi siempre reacciona del mismo modo cuando le picas en su amor propio y se dan cuenta de lo que estan perdiendo. No te digo que salga con otros (eso no!!!) tu le debes respeto a tu familia pero si no darle tanto importancia a su vida.

Si vas a luchar por tu matrimonio lucha con maña y con ganas, pero primero para luchar por algo tienes que estar preparada y aun estas muy triste, reponte, saca fuerzas de donde creas imposible y a la carga vas a tener doble satisfaccion. La primera es que si aun tu esposo te quiere y esta confundido volvera contigo y se sentira como un enamorado adolescente y la segunda que aprovecharás este impase para volverte más fuerte y hasta talvez descubras algo en ti que no conocias.

Suerte y animate, que ninguna guerra se gana con soldados abatidos eh!!.

Un abrazo.

Marisol

1 likesMe gusta
10 de septiembre de 2002 a las 2:28

Empezemos por casa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
si no existen hijos es mucho mas facil.

empezemos por el amor a si mismo,es complicado cuando uno ama demasiado porque tu amor es demasiado;y tu marido lo tiene mas que claro.
arreglate ,sale comparte abre tu nucleo de amistades,necesitas tener un significado distinto entu vida ,algo en nadad relacionado con tu marido ,cosa que el sienta un cambio el cual alos hombres no les gusta perder terreno ganado

yo siempre he dicho que a los hombres nada tienes que darle por hecho ,el juego de tira y aprieta, hoy dia si mañana no se , ya que necesitan y necesitamos siempre el juego de la conquista , casi todos los hombres son como animalitos les gusta peliar la presa .

mira es dificil volver aconfiar en el , no implosible ,pero tampoco puedes hacer como nada paso por que las mujeres somos de las que algun dia nos cobramos con o sin querer ..

Me gusta
10 de septiembre de 2002 a las 9:46

Veamos...
Entre mis padres, puedo decir lo que he visto en mi madre, ya que mi padre murió hace unos años. Siempre le admiré por su inteligencia y profesionalidad, pero era muy severo, con mucho genio y pocas palabras amables, y sé que hizo daño a mi madre. Ella fue muy sumisa y creo que nunca llegó a ser feliz, porque no tenía mucha independencia y siempre se sintió humillada. Eran otros tiempos más machistas que afortunadamente ya no vivimos y si cedemos es por opción y no por obligación. Sé que quizá esté imitando su comportamiento y no debería, pero siempre he admirado a mi madre por la capacidad de amar a sus hijos y lo tremendamente buena persona que es.
La relación entre mis suegros aunque aparentemente bien y han salvado muchos problemas, porque he visto poco cariño en mi suegra, ya que ella quiere a las personas de una forma egoísta y desea controlarlas, que hagan lo que ella quiere, pero nunca he visto amor en ella y no se deja querer por mi suegro. En su familia ha habido un fracaso matrimonial que desequilibró toda la familia, pero no pienso que haya que salvar el matrimonio a toda costa como parece ser su opinión.

Me gusta
10 de septiembre de 2002 a las 10:55
En respuesta a jair_8674871

Sólo soy culpable de amar demasiado
Supongo que tienes razón, pero no es fácil cambiar, sobre todo cuando no quieres, aunque sepas que debes hacerlo. Aunque ser como soy no me ha traído buenos resultados, me gusta cómo soy y no hace mucho llegué a sentirme muy feliz y satisfecha. Creo que la felicidad está dentro de uno y es una opción personal, fruto de la evolución y madurez; quizá sea cuestión de actitud, de agradecer y amar la vida que se nos da, de aprovechar cada minuto, etc.
Yo no necesito esas libertades, porque ya me sentía muy libre y bien, pero no sé si cuando él me habla lo hace él o lo hace su depresión, ya que cuando avanza el tratamiento razona con más claridad.
¿Acaso yo no cuento? Desde luego, ahora mismo, no menos que él. Le amo más que a mí misma. Quizá sea un error, pero creo que eso es amar. Claro que no tengo orgullo, pero ¿Qué es el orgullo? Para mí, es quererse a uno mismo más que al otro. Ya me ocuparé de mi misma depués, aunque dudo de poder levantarme si esto sale mal.
Gracias por tus consejos

Difícil camino
Hola amiga,ante todo un beso porque te lo mereces. Es estupendo que seas de esa manera de ser, porque gente con maldad hay mucha, lo raro es encontrar persnas como tú con buenos sentimientos hacia los demás. No creo que sea un error el amar tanto, nunca vamos a poder medir el cariño, pero sí muchas veces no somos correspondidos por ello de la misma forma y eso duele mucho. Mejor que tú nadie sabe como superar ésto, aunque tú pienses que no. No digo que no des opción a visitar a un especialista si de verdad lo necesitas, me parece estupendo, pero no deja de ser un especialista al que las terapias ayuden a todo el mundo por igual. Saca tu fuerza, que la tienes y nunca te culpes a tí misma, vive pensando un poquito más en tí y si has decidido perdonar adelante, merece la pena seguir intentando vivir tu matrimonio. Yo he pasado por lo mismo que tú, aunque afortunadamente dentro de lo malo mi marido no tiene depresiones, ni creo que ningún tipo de problema. Yo también decidí perdonarle, vivimos una especie de segunda oportunidad, de momento todo marcha bien, pero el día de mañana Diós dirá, lo que si te digo que ahora me quiero un poquito más. Mucho ánimo.

Me gusta
10 de septiembre de 2002 a las 12:27
En respuesta a jair_8674871

Sólo soy culpable de amar demasiado
Supongo que tienes razón, pero no es fácil cambiar, sobre todo cuando no quieres, aunque sepas que debes hacerlo. Aunque ser como soy no me ha traído buenos resultados, me gusta cómo soy y no hace mucho llegué a sentirme muy feliz y satisfecha. Creo que la felicidad está dentro de uno y es una opción personal, fruto de la evolución y madurez; quizá sea cuestión de actitud, de agradecer y amar la vida que se nos da, de aprovechar cada minuto, etc.
Yo no necesito esas libertades, porque ya me sentía muy libre y bien, pero no sé si cuando él me habla lo hace él o lo hace su depresión, ya que cuando avanza el tratamiento razona con más claridad.
¿Acaso yo no cuento? Desde luego, ahora mismo, no menos que él. Le amo más que a mí misma. Quizá sea un error, pero creo que eso es amar. Claro que no tengo orgullo, pero ¿Qué es el orgullo? Para mí, es quererse a uno mismo más que al otro. Ya me ocuparé de mi misma depués, aunque dudo de poder levantarme si esto sale mal.
Gracias por tus consejos

Ser tu misma!!!!!
hi Arevala
Es bien dificil el rollo en que estas,es tan lindo saber que a pesar de tanta modernidad y tanto stress en este mundo que cada dia cambia existe todavia ese puro sentimiento ...El Amor..y tu considerate dichosa de tenerlo tan puro ,sin malicias y con la capacidad de entrega total...es maravilloso no cambies y mantente tal como eres....tal parece que hoy en dia se ha olvidado lo existencial en un ser humano y es eso de dar sin esperar nada a cambio,,de vivir y sentirte viva precisamente porque te sientes feliz,de no pensar en el dia de mañana y disfrutar lo AHORA
Lamentablemente esta vida puede resultar tambien cruel...eso cada una lo sabe y lo vive,lo ve a diario y lo escucha...con respecto a tu caso dices que te casaste joven ,con 15 años,,puffff bien pequeña te digo,pienso que es normal lo que les esta pasando ,no conocieron mas nada,no vivieron otras experiencias y por consiguiente no saben lo que es (pero eso pasa tambien con otras parejas )que se casaron y conocieron la vida de otras formas...me dejo entender?,dices que hablas con tu esposo de todo pues la mejor manera es hablando serio con el de lo que de verdad siente hacia a ti puede ser que con el pasar de los años su amor se haya convertido en otra cosa y hay muchas te digo.. que te engaño y estas dispuesta a perdonarlo ,,tu cosa(te digo eres un angel!!!)ahora como actuaria el si ati te hubiera pasado eso..es lógico es hombre se le vino su instinto de cazador y pashhhh lo que no le cubre el engaño,preguntale como reaccionaria él de engañado..asi de simple,como tambien puede ser que ahora extraña y quiere vivir la vida que le fue negada al casarse,tu,tu no estas todavia o note ha llegado y gracias a Dios porque es un dilema y mas terrible todavia ,te lo juro!!!como yo actuaria...pues bueno una corta separación de ambos claro tienes que quedar bien clara de que talvez el ya no regrese,porque encontro gusto a su nueva vida!!! y tu estas joven ,estas linda en lo mejor de tu vida como para empezar otra vez...conocer nueva gente,,va a ser doloroso sobre todo para ti que eres tan dulce y eres de las que creen el en eterno amor,de eso de "hasta que la muerte los separe",lastimosamete la vida es hermosa pero no todo color de rosa,,ok.te deseo mucha suerte y fuerza al mismo tiempo...conoce y ve descubriendo este mundo,es tan lindo y hay tanto por conocer pero eso si no pierdas ese tesoro que llevas contigo,y es de CREER ,creer en la gente ,en la bondad,y lo maravilloso que puede ser si todos dieramos un granito de arena por mejorarlo. UN beso

1 likesMe gusta
10 de septiembre de 2002 a las 15:43

Puede que esté comportándome como su madre
El psicólogo también me regaña cuando le digo que no quiero contarle a nadie esto porque no quiero que a él le vean de forma distinta. Dice que intento protegerle, así que es posible que esté ejerciendo de madre con él. Además siempre he tirado del carro y los proyectos que hemos iniciado han sido iniciativa mía, y puede que él se haya vuelto cómodo e incluso que no sea capaz de decidir por sí mismo, y mucho más ahora que está confuso.
Ahora recuerdo una conversación en la que me dijo que yo era un familiar muy cercano, más incluso que su propia madre, la persona con la que tenía más confianza en el mundo y a la que más quería. Yo entonces interpreté que no me veía como mujer, y quizá sea por lo que me dices que me comporto con actitud comprensiva y maternal.
Sin embargo, no sé muy bien cómo cambiar de actitud sin dejar de ser yo misma.
Muchas gracias por el apoyo

1 likesMe gusta
10 de septiembre de 2002 a las 16:01
En respuesta a fina_6206800

Ser tu misma!!!!!
hi Arevala
Es bien dificil el rollo en que estas,es tan lindo saber que a pesar de tanta modernidad y tanto stress en este mundo que cada dia cambia existe todavia ese puro sentimiento ...El Amor..y tu considerate dichosa de tenerlo tan puro ,sin malicias y con la capacidad de entrega total...es maravilloso no cambies y mantente tal como eres....tal parece que hoy en dia se ha olvidado lo existencial en un ser humano y es eso de dar sin esperar nada a cambio,,de vivir y sentirte viva precisamente porque te sientes feliz,de no pensar en el dia de mañana y disfrutar lo AHORA
Lamentablemente esta vida puede resultar tambien cruel...eso cada una lo sabe y lo vive,lo ve a diario y lo escucha...con respecto a tu caso dices que te casaste joven ,con 15 años,,puffff bien pequeña te digo,pienso que es normal lo que les esta pasando ,no conocieron mas nada,no vivieron otras experiencias y por consiguiente no saben lo que es (pero eso pasa tambien con otras parejas )que se casaron y conocieron la vida de otras formas...me dejo entender?,dices que hablas con tu esposo de todo pues la mejor manera es hablando serio con el de lo que de verdad siente hacia a ti puede ser que con el pasar de los años su amor se haya convertido en otra cosa y hay muchas te digo.. que te engaño y estas dispuesta a perdonarlo ,,tu cosa(te digo eres un angel!!!)ahora como actuaria el si ati te hubiera pasado eso..es lógico es hombre se le vino su instinto de cazador y pashhhh lo que no le cubre el engaño,preguntale como reaccionaria él de engañado..asi de simple,como tambien puede ser que ahora extraña y quiere vivir la vida que le fue negada al casarse,tu,tu no estas todavia o note ha llegado y gracias a Dios porque es un dilema y mas terrible todavia ,te lo juro!!!como yo actuaria...pues bueno una corta separación de ambos claro tienes que quedar bien clara de que talvez el ya no regrese,porque encontro gusto a su nueva vida!!! y tu estas joven ,estas linda en lo mejor de tu vida como para empezar otra vez...conocer nueva gente,,va a ser doloroso sobre todo para ti que eres tan dulce y eres de las que creen el en eterno amor,de eso de "hasta que la muerte los separe",lastimosamete la vida es hermosa pero no todo color de rosa,,ok.te deseo mucha suerte y fuerza al mismo tiempo...conoce y ve descubriendo este mundo,es tan lindo y hay tanto por conocer pero eso si no pierdas ese tesoro que llevas contigo,y es de CREER ,creer en la gente ,en la bondad,y lo maravilloso que puede ser si todos dieramos un granito de arena por mejorarlo. UN beso

Gracias por no decirme que soy tonta y por animarme a seguir
Sin embargo, no me casé con 15 años, sino hace 3. Lo que ocurre es que llevamos juntos desde entonces. Cuando nos casamos yo tuve dudas, como es natural, pero tenía muy claro lo que significa, y que no tiraría la toalla a la primera dificultad. Pienso que a las personas se las conoce en los momentos difíciles, ya que de buenas todos somos muy buenos. Es como los seguros de automóviles que son estupendos hasta que das un parte.
Sin embargo, creo que él no se planteó de la misma forma que yo.
Gracias por tu apoyo, por tus palabras de ánimo y, sobre todo por animarme a ser yo misma y no fingir ser una mujer más.

Me gusta
10 de septiembre de 2002 a las 20:50

Liberate
Es una pena que hayas perdido la mitad de tu vida con un hombre que para variar no sabe lo que quiere.

El problema es suyo no tuyo liberate y vive tu vida no puedes estar pendiente de sus sentimientos.

Si no lo haces dentro de 10 años seran un fustrada y abandonada mas. Los hombres asi son adolescentes eternos, egoistas y malcriados.

Tu misma, no vale la pena morir por un hombre que no sabe si te quiere.

Espero que te vaya bien.

Me gusta
11 de septiembre de 2002 a las :16

Piensa en lo que dices en tu mensaje
Hay un mensaje que dices como al pasar.. puede que yo tambien tenga un problema... y enseguida pasas al de tu marido y le dedicas 21 lineas!!! ese es tu problema, no quieres verlo?
Aqui Flavia y Diorissima te han escrito fenomenal, te han hecho ver las cosas tal cual son pero si tu no quieres hacerles caso, nadie va a poder ayudarte mas guapa.Si el psicologo tambien se la pasa hablando de tu marido y que tienes que darle caña perdona, pero intenta cambiar a otro que pueda hacerte cambiar a ti el chip y que no tengas el sufrimiento que tuvo tu madre con tu padre, como dice Diorissima. Solo te digo que te acuerdes de Juana de Arco, que lucho por liberar a los franceses y termino quemada en la hoguera por los que tanto defendio o sea mas claro imposible.Bai

Me gusta
11 de septiembre de 2002 a las 16:57

Tus palabras me hacen reflexionar
Gracias Flavia por tus palabras, que, como las de toda las amigas que aquí me han escrito me hacen reflexionar. Sin embargo, duelen, porque todo cambio duele, quizá por miedo a lo desconocido, al fracaso, etc., pero sé que todo período de crisis implica un cambio (la propia palabra lo dice). Duele igual que cuando fallece un ser querido y te dicen que el tiempo lo cura todo y que olvidarás tu dolor. No quieres olvidar, y no quieres que el tiempo haga el dolor menos intenso, y es que no quieres aceptar la realidad.
A veces, cuando una está tan encerrada en un problema y no ve visos de solución, tampoco ve más allá de sus narices y son los demás quienes lo ven más claro debido a que observan la realidad desde una perspectiva distinta.
Quizá es que yo, al igual que él no razone con claridad. Pero muchas gracias, amiga

Me gusta
11 de septiembre de 2002 a las 17:01
En respuesta a an0N_980569299z

Piensa en lo que dices en tu mensaje
Hay un mensaje que dices como al pasar.. puede que yo tambien tenga un problema... y enseguida pasas al de tu marido y le dedicas 21 lineas!!! ese es tu problema, no quieres verlo?
Aqui Flavia y Diorissima te han escrito fenomenal, te han hecho ver las cosas tal cual son pero si tu no quieres hacerles caso, nadie va a poder ayudarte mas guapa.Si el psicologo tambien se la pasa hablando de tu marido y que tienes que darle caña perdona, pero intenta cambiar a otro que pueda hacerte cambiar a ti el chip y que no tengas el sufrimiento que tuvo tu madre con tu padre, como dice Diorissima. Solo te digo que te acuerdes de Juana de Arco, que lucho por liberar a los franceses y termino quemada en la hoguera por los que tanto defendio o sea mas claro imposible.Bai

No soy juana de arco
No soy ninguna heroína, sólo soy una mujer que ama (Y repito: nada más y nada menos)
No es que no quiera hacer caso, lo que ocurre es que cuesta aceptar la realidad y reconocer los errores que llevas repitiendo toda la vida: cambiar un comportamiento puede ser mucho más fácil que cambiar una actitud.
Gracias por tus comentarios y tu apoyo

Me gusta
11 de septiembre de 2002 a las 17:05
En respuesta a an0N_796769199z

Liberate
Es una pena que hayas perdido la mitad de tu vida con un hombre que para variar no sabe lo que quiere.

El problema es suyo no tuyo liberate y vive tu vida no puedes estar pendiente de sus sentimientos.

Si no lo haces dentro de 10 años seran un fustrada y abandonada mas. Los hombres asi son adolescentes eternos, egoistas y malcriados.

Tu misma, no vale la pena morir por un hombre que no sabe si te quiere.

Espero que te vaya bien.

Yo pienso que ningún tiempo es perdido...
...Ni siquiera las malas experiencias (esta en general ha sido muy positiva; lo único malo es esta situación), ya que se puede aprender de los errores y hacerse más fuerte.
He sido muy feliz a su lada y no quiero pensar que he perdido mi tiempo; es tiempo ganado, ya que lo he invertido en bienestar, felicidad y ahora es cuando este impass puede llegar a ser tiempo perdido. Pero yo hago mi apuesta y apuesto por quedarme a su lado hasta que esté bien. Si sale mal (desde mi punto de vista) y no seguimos juntos, quizá hubiera sido mejor empezar una nueva vida cuanto antes, pero la posibilidad de que salga bien y comenzar una nueva vida juntos vale tanto que compensa volver a invertir energías y tiempo.
Eso sí, con vuestras palabras me doy cuenta de que deben cambiar muchas cosas, sobre todo mi actitud y yo.
Gracias
Gracias,

Me gusta
11 de septiembre de 2002 a las 17:19

Es verdad que quizá mi madre sea un ejemplo a no seguir
Aunque siempre me haya parecido lo contrario, ahora veo que quizá no deba seguir siendo como mi madre en su relación de pareja. Tengo con ella una relación muy especial: las dos nos entendemos muy bien y nos gusta salir y charlar juntas aunque somos independientes. Procuramos reservarnos un tiempo de vacaciones juntas y charlamos hasta las 4 a.m. como adolescentes. Pero esto no lo sabe porque no quiero preocuparla. Esta vez no es por no distorsionar la imagen de él ante nadie, es porque no sé cómo decírselo aunque las madres lo intuyen todo y ya veo por sus comentarios que algo ve.
Es cierto que el sentirme culpable me ha afectado a todos los niveles. Incluso a nivel profesional soy buena aceptando responsabilidades y culpas de la gente que tengo a mi cargo y respondiendo. Nunca me han gustado los halagos porque me han hecho sentirme incómoda; siempre he pensado que eran crísticas no constructivas porque no te permiten mejorar aunque sí te animan a seguir en el buen camino. Por eso no he escuchado todas las veces que mi marido me dice que soy estupenda, que me admira por cómo llevo este asunto o por cómo soy capaz de mantener rencores lejos de mí. Sin embargo, no soy digna de admiración: no sé cuidar de mí misma. Y eso es algo que tengo que aprender por más que me cueste.
Gracias por animarme

Me gusta
11 de septiembre de 2002 a las 17:40
En respuesta a an0N_585517499z

Difícil camino
Hola amiga,ante todo un beso porque te lo mereces. Es estupendo que seas de esa manera de ser, porque gente con maldad hay mucha, lo raro es encontrar persnas como tú con buenos sentimientos hacia los demás. No creo que sea un error el amar tanto, nunca vamos a poder medir el cariño, pero sí muchas veces no somos correspondidos por ello de la misma forma y eso duele mucho. Mejor que tú nadie sabe como superar ésto, aunque tú pienses que no. No digo que no des opción a visitar a un especialista si de verdad lo necesitas, me parece estupendo, pero no deja de ser un especialista al que las terapias ayuden a todo el mundo por igual. Saca tu fuerza, que la tienes y nunca te culpes a tí misma, vive pensando un poquito más en tí y si has decidido perdonar adelante, merece la pena seguir intentando vivir tu matrimonio. Yo he pasado por lo mismo que tú, aunque afortunadamente dentro de lo malo mi marido no tiene depresiones, ni creo que ningún tipo de problema. Yo también decidí perdonarle, vivimos una especie de segunda oportunidad, de momento todo marcha bien, pero el día de mañana Diós dirá, lo que si te digo que ahora me quiero un poquito más. Mucho ánimo.

Gracias por tu apoyo de amiga
Me alegro de que vivas esa segunda oportunidad tan intensamente y que vivas el presente sin preocuparte de qué pasará mañana. Quizá mi error ha sido imaginarnos muy viejecitos y felices juntos, y por eso ahora me duele tanto que un proyecto de vida en el que he puesto tanta ilusión penda de un hilo. Sé que tengo que sacar fuerzas para superar esto porque las personas tenemos capacidad para superarlo todo. Soy de la opinión de que es mejor que Dios (soy creyente) no nos mande todo lo que podemos soportar.
Lo de los buenos sentimientos, es que no cabe otra cosa, no puedo desconfiar porque eso sí que es destructivo. El día que me sea imposible confiar en él será el momento en que yo misma decida que se acabó.
En cuanto a la depresión de mi marido, entiendo lo que le ha pasado. Las personas somos muy egocéntricas y nos deprimimos cuando en realidad lo tenemos todo y deberíamos ser felices, pero nos sentimos vacíos. Es como el cuerpo, que en el mundo desarrollado se produce una profunda contradicción: nuestro sistema inmunológico se defiende de lo que nos rodea porque no tiene otra cosa en qué entretenerse para permanecer en forma, y nos podemos permitir el lujo de ser alérgicos. Esto no ocurre con las personas que viven en condiciones extremas, y encima nos quejamos.
Bueno, que me estoy yendo del tema, aunque es bueno que me distraiga de mi dolor. Hace unas semanas no me apetecía hablar con nadie porque quería estar a solas con mi dolor. Afortunadamente estoy cambiando.
Gracias a vosotras/os

Me gusta
11 de septiembre de 2002 a las 19:39

Había una vez....
Arevala:

Tu problema es el de la Cenicienta: crees que no eres capaz de hacerte cargo de ti misma.

Te pasas el tiempo justificándote por lo que haces o dejas de hacer, o por no "incomodar" a los demás. Con esa actitud de CULPABILIDAD no vas a ninguna parte.

Mira ha donde has llegado(cito):

"Pero esto (tu problema conyugal) no lo sabe porque NO QUIERO preocuparla", como si tu fueras la responsable de la tranquilidad de tu madre. ¿Acaso crees que ella no es capaz de entender los problemas matrimoniales, especialmente los de su propia hija? Prefieres cargar con la culpa.

Sigo la cita:" Esta vez no es por no distorsionar la imagen de él ante nadie, es porque no sé cómo decírselo aunque las madres lo intuyen todo y ya veo por sus comentarios que algo ve." Nuevamente, por cubrir las APARIENCIAS callas. Ese silencio es el que te condena y sólo promueve mayor abuso hacia ti de parte de tu marido.

"Es cierto que el sentirme CULPABLE -continuas diciendo- me ha afectado a todos los niveles. Incluso a nivel profesional SOY BUENA ACEPTANDO responsabilidades y CULPAS de la gente que tengo a mi cargo y respondiendo." ¡Claro que eres buena aceptando culpas ajenas! Eso es lo que has hecho toda tu vida y te ha llevado a ese extremo, y lo que falta...

Sin embargo, no sólo te sientes responsable de los demás, también tienes miedo de ser auténtica y dejar que los demás te vean como eres: " Nunca me han gustado los halagos porque me han hecho sentirme INCÓMODA", es decir, CULPABLE de poder hacer las cosas bien.

Arevala: desear tu libertad y tu felicidad no te hace culpabel ni ser mala, por el contrario. Sólo cuando seas libre para buscar lo que a TI te conviene podrás ayudar a la gente que quieres, no antes. El camino contrario sólo te llevará al fracaso y la infelicidad tuya de de quienes amas.

Te besa sin culpa la nariz
Águila Que Cae

Me gusta
12 de septiembre de 2002 a las 10:53
En respuesta a saliu_5179843

Había una vez....
Arevala:

Tu problema es el de la Cenicienta: crees que no eres capaz de hacerte cargo de ti misma.

Te pasas el tiempo justificándote por lo que haces o dejas de hacer, o por no "incomodar" a los demás. Con esa actitud de CULPABILIDAD no vas a ninguna parte.

Mira ha donde has llegado(cito):

"Pero esto (tu problema conyugal) no lo sabe porque NO QUIERO preocuparla", como si tu fueras la responsable de la tranquilidad de tu madre. ¿Acaso crees que ella no es capaz de entender los problemas matrimoniales, especialmente los de su propia hija? Prefieres cargar con la culpa.

Sigo la cita:" Esta vez no es por no distorsionar la imagen de él ante nadie, es porque no sé cómo decírselo aunque las madres lo intuyen todo y ya veo por sus comentarios que algo ve." Nuevamente, por cubrir las APARIENCIAS callas. Ese silencio es el que te condena y sólo promueve mayor abuso hacia ti de parte de tu marido.

"Es cierto que el sentirme CULPABLE -continuas diciendo- me ha afectado a todos los niveles. Incluso a nivel profesional SOY BUENA ACEPTANDO responsabilidades y CULPAS de la gente que tengo a mi cargo y respondiendo." ¡Claro que eres buena aceptando culpas ajenas! Eso es lo que has hecho toda tu vida y te ha llevado a ese extremo, y lo que falta...

Sin embargo, no sólo te sientes responsable de los demás, también tienes miedo de ser auténtica y dejar que los demás te vean como eres: " Nunca me han gustado los halagos porque me han hecho sentirme INCÓMODA", es decir, CULPABLE de poder hacer las cosas bien.

Arevala: desear tu libertad y tu felicidad no te hace culpabel ni ser mala, por el contrario. Sólo cuando seas libre para buscar lo que a TI te conviene podrás ayudar a la gente que quieres, no antes. El camino contrario sólo te llevará al fracaso y la infelicidad tuya de de quienes amas.

Te besa sin culpa la nariz
Águila Que Cae

Gracias por yudarme a abrir los ojos
Sé que tienes razón, ya que fui yo la primera en reconocer ese sentimiento de culpa y que por eso soy buena aceptando responsabilidades en el trabajo. Ahora creo que puedo enfocarlo a otras aspiraciones que me permitan ayudar a otras personas.
Sin embargo, ver todo esto requiere una profunda reflexión y, sobre todo, apartarse un poquito del problema para tener más perspectiva. Estoy empezando a hacerlo y sé que soy capaz porque he sido capaz de muchas cosas en esta vida: de casi todo lo que me he propuesto.
Te aseguro que la próxima vez que una amiga me diga que soy estupenda y que está muy a gusto a mi lado, pienso disfrutarlo (nada de sentirme incómoda). Incluso le pediré que me lo repita. Es un buen comienzo ¿no?
Muchas gracias. Un abrazo y una sonrisa (es un gran avance)

Me gusta
12 de septiembre de 2002 a las 15:21

Creo que tienes razón en que...
...hay personas que se dejan pisar y por eso todo el mundo tiende a abusar de ellas. A mí me ha pasado en todos los frentes: en el trabajo, en el taller cuando llevo el coche, etc. Eso sí, hasta hoy, porque si intento imponer mi criterio por encima de los demás y exigir un poquito más a los demás (aunque no sea tanto como me exijo a mí misma) seguro que me sentiré mejor y ése es el objetivo a seguir: mirarme un poquito más el ombligo.
No quiero ser como mi madre en su relación de pareja y me está gustando cambiar de actitud, me estoy encontrando mejor. Hoy voy a hablar con ella de mujer a mujer, no de hija protectora a madre, que a ver si ahora también voy a ejercer de madre con mi madre...
Además no creo que se preocupe tanto si me ve cómo estoy hoy.
Gracias por el apoyo y tus consejos

Me gusta
12 de septiembre de 2002 a las 15:23

El primer día es importante
Cambiar una actitud es difícil, y aún más si la has mantenido durante mucho tiempo, pero para todo debe existir un primer día. Quizá os parezca una ridiculez que lleve sólo un día queriéndome, preocupándome por mí, sonriéndome y sintiéndome satisfecha sólo por el hecho de respirar, de vivir, de poder ver un nuevo día. Pero el primer día es necesario para que haya un segundo. Es como dejar de fumar, no será el lunes que viene, ni el 1 de enero, ni nunca si no llega un día y te lo propones con todas tus fuerzas.
Es muy curioso pero me siento muy distinta a la que era hace dos días, incluso me veo más guapa y, por supuesto mucho más alegre (no estoy para tocar las castañuelas todavía, pero todo llegará)
Incluso mi marido se ha sorprendido y me ha dicho que me ve más fuerte y que le transmito serenidad y fuerza, que me admira. Pero ¿sabéis? Me parece bien que le haga bien, pero NO LO HAGO POR ÉL, no es parte de una estrategia para retenerle y para que me quiera, sino que estoy queriéndome yo.
Antes, si tenía un rato bueno pensaba "No sé cómo estaré después si esto se acaba", pero ahora pienso "No sé cómo estaré mañana, pero seguro que estoy bien" porque me siento capaz de hacer esto y de seguir adelante sola o acompañada, pero sobre todo conmigo misma.
Muchas gracias por vuestro apoyo, cariño y consejos, sobre todo a Águila, Flavia y Diorisima
Os voy a informar puntualmente de MI evolución y mi proceso
Un beso y una amplia sonrisa

Me gusta
13 de septiembre de 2002 a las 16:40

Romper el mundo
Asertiva Flavia:

Siempre es un gusto leerte porque sabes escribir con la letra que tiene la vida, es aprender -sin proponérselo- como dar en la diana.

Tu pequeña historia encierra una gran verdad: La mayoría de las mujeres teme expresar sus sentimientos, especialmente si son de disgusto o de ira, porque según los cánones de la sociedad patriarcal, ello va en contra del concepto patriarcal de la femenidad, es decir, de la sumisión y obediencia.

Si un hombre se enfurece y grita, es un hombre severo, dominante; tiene madera de líder. Si lo hace una mujer, ¡Cuidado, es una histérica!

La sociedad patriarcal enseña que "una dama" no debe gritar ni expresar su ira, sino que debe reprimir sus sentimientos de disgusto y agravio y aprender a contenerlos, pues de otra forma puede herir a quienes esperan de ella sólo cariño y comprensión.

Para la sociedad, la mujer no puede despcionar a quienes han fincado su felicidad SOBRE la felicidad de ella. Así es que debe aprender a ser "comprensiva", a no expresar su enojo y a mantener "bajo cualquier situación" el autocontrol femenino.

Es por ello que desde pequeñas la educación femenina, o mejor dicho la educación patriarcal dirigida a las mujeres, esté orientada hacia la mal llamada "abnegación maternal".

Romper ese silencio y ese estereotipo de femeneidad, implica romper con un mundo patriarcal.Es ahí en donde interviene la solidaridad femenina y feminista.

Te besa en la punta de la psico-nariz.
Águila Que Cae


"De eso no enseñan los libros,
la vida tiene otra letra."
Atahualpa Yupanqui

Me gusta
15 de septiembre de 2002 a las 17:37

No es oro todo lo que reluce...
Tengo que deciros que unos días después de empezar el resto de mi vida me encuentro mal. Me siento como si os hubiera engañado y me hubiera engañado a mí misma. Creo que quizá fue un espejismo, porque ahora me siento morir y no sé si es por . Yo que siempre digo que la vida es maravillosa, que cada día es un regalo, no encuentro gusto en seguir respirando. Y es que los acontecimientos hacen mella en mi ánimo, y en realidad no ha pasado nada, salvo que mi marido tiene cada vez más claro que quiere separarse de mí, y parece darlo todo por perdido. Sé que yo debería darlo todo por ganado, porque me tengo a mí misma pero no puedo evitar sentirme tan profundamente triste que no puedo ni siquiera hacer esfuerzos por levantar la mirada. Sé que puedo más porque siempre he podido aguantar más de lo que pensaba, pero no puedo evitar derrumbarme.
¿Es normal tener estos altibajos? ¿O es que soy incapaz de conseguirlo? Como veis, sigo en mi línea, así que lo creí avanzar era una falacia, un espejismo.
Sé que no debo pensar así, y que me regañaréis, pero quiero pediros perdón por haceros perder el tiempo en una causa perdida.
Un abrazo triste

Me gusta
18 de septiembre de 2002 a las 11:15

Gracias por animarme...
...pero creo que ahora no hay nada que pueda animarme. Mi vida está pendiente de un hilo y ese hilo se está rompiendo. Le veo tan seguro de sí mismo ahora que me alegro porque ya no está destrozado, pero ahora soy yo la que me siento así. Es como si hubiera postpuesto mi desesperación hasta que él se encontrara bien, y ahora me tocara a mí. Dice no haber tomado ninguna decisión todavía, pero yo veo por su actitud que cada vez tiene más claro que quiere que nos separemos. Por supuesto que sé que mi vida seguirá y que mi corazón es un treidor que late sin mi consentimiento.
Ahora siento una profunda tristeza porque se acabe esta etapa tan hermosa y aún me resisto a que esto nos esté pasando a nosotros. Yo creí que las parejas se separaba porque no podían vivir juntos, o discutían o se faltaban el respeto. No nos ha pasado nada de eso, lo único que ha ocurrido es que uno de los dos está confundiendo una crisis personal con una crisis de pareja.
El trabajo me tiene distraida, pero sé que es un arma de doble filo porque puedo acabar como él.
Necesito aprender a cuidar de mí misma, pero no es fácil
Gracias por el abrazo. Yo mando otro aunque más triste

Me gusta
19 de septiembre de 2002 a las 10:56
En respuesta a jair_8674871

Gracias por tu apoyo de amiga
Me alegro de que vivas esa segunda oportunidad tan intensamente y que vivas el presente sin preocuparte de qué pasará mañana. Quizá mi error ha sido imaginarnos muy viejecitos y felices juntos, y por eso ahora me duele tanto que un proyecto de vida en el que he puesto tanta ilusión penda de un hilo. Sé que tengo que sacar fuerzas para superar esto porque las personas tenemos capacidad para superarlo todo. Soy de la opinión de que es mejor que Dios (soy creyente) no nos mande todo lo que podemos soportar.
Lo de los buenos sentimientos, es que no cabe otra cosa, no puedo desconfiar porque eso sí que es destructivo. El día que me sea imposible confiar en él será el momento en que yo misma decida que se acabó.
En cuanto a la depresión de mi marido, entiendo lo que le ha pasado. Las personas somos muy egocéntricas y nos deprimimos cuando en realidad lo tenemos todo y deberíamos ser felices, pero nos sentimos vacíos. Es como el cuerpo, que en el mundo desarrollado se produce una profunda contradicción: nuestro sistema inmunológico se defiende de lo que nos rodea porque no tiene otra cosa en qué entretenerse para permanecer en forma, y nos podemos permitir el lujo de ser alérgicos. Esto no ocurre con las personas que viven en condiciones extremas, y encima nos quejamos.
Bueno, que me estoy yendo del tema, aunque es bueno que me distraiga de mi dolor. Hace unas semanas no me apetecía hablar con nadie porque quería estar a solas con mi dolor. Afortunadamente estoy cambiando.
Gracias a vosotras/os

Piensa solo en positivo.
Hola amiga. Todas tenemos derecho a ser felices y eso debe ser una prioridad. En muchos aspectos entiendo lo que estás pasando y es más fácil estar triste que alegre, pero piensa en positivo es un consejo, a toda idea triste que te pase por la cabeza encuentrale otra positiva, no es tan difícil créeme. Yo hubo un momento en que pensé que toda mi vida se había acabado, que se había derrumbado todo lo que con cariño había intentado construir, mi hogar, hijos,una vida vamos. Yo intentaba que todo fuera perfecto, pero cuanto mas procuraba que tuvieran los demás, más me abandonaba yo, perdí alegría, espontaneidad....todo por la perfección. Ahora no, ya no me preocupa tanto, sé que a mi familia no le falta de nada, pero a mí sí y ahora poco a poco vuelvo a recuperar todo lo que perdí, viviendo día a día sin preocuparme si mi relación va a durar o no. Cuando te pasan estas cosas te das cuenta de que pierdes muchos años de tu vida alimentado el egoismo de otros, pero para mí se acabó. Un beso muy fuerte.

Me gusta
19 de septiembre de 2002 a las 17:23
En respuesta a jair_8674871

Gracias por animarme...
...pero creo que ahora no hay nada que pueda animarme. Mi vida está pendiente de un hilo y ese hilo se está rompiendo. Le veo tan seguro de sí mismo ahora que me alegro porque ya no está destrozado, pero ahora soy yo la que me siento así. Es como si hubiera postpuesto mi desesperación hasta que él se encontrara bien, y ahora me tocara a mí. Dice no haber tomado ninguna decisión todavía, pero yo veo por su actitud que cada vez tiene más claro que quiere que nos separemos. Por supuesto que sé que mi vida seguirá y que mi corazón es un treidor que late sin mi consentimiento.
Ahora siento una profunda tristeza porque se acabe esta etapa tan hermosa y aún me resisto a que esto nos esté pasando a nosotros. Yo creí que las parejas se separaba porque no podían vivir juntos, o discutían o se faltaban el respeto. No nos ha pasado nada de eso, lo único que ha ocurrido es que uno de los dos está confundiendo una crisis personal con una crisis de pareja.
El trabajo me tiene distraida, pero sé que es un arma de doble filo porque puedo acabar como él.
Necesito aprender a cuidar de mí misma, pero no es fácil
Gracias por el abrazo. Yo mando otro aunque más triste

Tienes la razón
Siempre tendrás razón.

Si piensa que puedes animarte y luchar por rescatar a tu marido, o si crees que ya nada puede animarte porque tu vida pende de un hilo que se rompe, cualquiera que sea tu elección siempre tendrás la razón.

Porque tu suerte no depende de lo que ocurre en tu entorno, sino de la ACTITUD que tengas para enfrentar a tu entorno. Eso, eso es lo más valioso, cualqueira que sea el resultado.

Te besa tu entristecida nariz
Águila Que Cae

Me gusta
20 de septiembre de 2002 a las 10:43
En respuesta a saliu_5179843

Tienes la razón
Siempre tendrás razón.

Si piensa que puedes animarte y luchar por rescatar a tu marido, o si crees que ya nada puede animarte porque tu vida pende de un hilo que se rompe, cualquiera que sea tu elección siempre tendrás la razón.

Porque tu suerte no depende de lo que ocurre en tu entorno, sino de la ACTITUD que tengas para enfrentar a tu entorno. Eso, eso es lo más valioso, cualqueira que sea el resultado.

Te besa tu entristecida nariz
Águila Que Cae

Estoy empezando a comprender...
...qué es lo que me pasa ahora. Llevo esta semana siendo una persona diferente. Siempre he sabido que puedo llegar más allá de lo que creo que no puedo soportar, porque siempre ha sido así. Quizá ahora esté equivocada y no puedo con esto.

Estoy muy hundida y, aunque eso ya lo estaba, además sentía una terrible ansiedad por la incertidumbre. Supongo que uno puede soportar durante un tiempo una situación así, pero llega un punto más allá del cual es difícil.

Ahora, la ansiedad se ha transformado en rabia, en reproches, en rencor, en sentirme repudiada, rechazada, humillada por su posible inminente abandono. El no tener esa capacidad de comprender y de perdonar que tenía antes me hace sentirme mal, pero quizá es que estoy cambiando y me estoy valorando más, pero no me gusta sentir rencor, es un sentimiento nuevo para mí y creo que destructivo.

No sé qué puedo hacer para tranquilizarme y no caer en un abismo y que llegue un día en que ni siquiera me reconozca a mí misma. Supongo que lo primero es reconocer que necesito ayuda.

Gracias por vuestro apoyo

Me gusta
21 de septiembre de 2002 a las 4:12
En respuesta a jair_8674871

Estoy empezando a comprender...
...qué es lo que me pasa ahora. Llevo esta semana siendo una persona diferente. Siempre he sabido que puedo llegar más allá de lo que creo que no puedo soportar, porque siempre ha sido así. Quizá ahora esté equivocada y no puedo con esto.

Estoy muy hundida y, aunque eso ya lo estaba, además sentía una terrible ansiedad por la incertidumbre. Supongo que uno puede soportar durante un tiempo una situación así, pero llega un punto más allá del cual es difícil.

Ahora, la ansiedad se ha transformado en rabia, en reproches, en rencor, en sentirme repudiada, rechazada, humillada por su posible inminente abandono. El no tener esa capacidad de comprender y de perdonar que tenía antes me hace sentirme mal, pero quizá es que estoy cambiando y me estoy valorando más, pero no me gusta sentir rencor, es un sentimiento nuevo para mí y creo que destructivo.

No sé qué puedo hacer para tranquilizarme y no caer en un abismo y que llegue un día en que ni siquiera me reconozca a mí misma. Supongo que lo primero es reconocer que necesito ayuda.

Gracias por vuestro apoyo

Mujer valiente
Arevala:

Por lo que dices, me haces suponer que siemp0re has vivido bajo una relación de ABUSO psicológico y emocional por parte de tu pareja, la diferencia es que ahora entiendes que eso puede acabar finalmente, junto con tu matrimonio. Eso te libera en cierta forma, pero también te crea ansiedad.

El que te haya propuesto una ruptura y al mismo tiempo seguir viviendo juntos, no es sino otra forma de abuso psicológico, tu misma lo has identificado como una verdadera "tortura".

Al parecer, lo que te tortura no es el rompimiento en sí, pues no puedes obligarlo a que te ame -y eso lo entiendes bien-, lo que te está matando es que la ruptura puede ser en cualquier momento que ÉL decida, y no tú. Esa es la verdadera esencia de su veneno: la INCERTIDUMBRE. Ella es la causante de tu ANSIEDAD psicológica y tu DESCONCIERTO emocional. Eso, también él lo sabe y saca ventaja de ello.

El coraje que sientes es LEGÍTIMO y tal vez hasta indispensable para sortear tu situación. Han sido muchos años de tolerencia, de perdón, de silencio por cómplicidad.

Que no te asuste sentir rencor. El Rencor también es un sentimiento legítimo y no es ajeno al sentimiento de justicia, de reparación del daño moral. ¿Quíen dice que una mujer que ha sido humillada en su amor propio no debe sentir rencor contra quien la ha mancillado?

Sin duda es como dices, él no está preparado para la felicidad, en tanto que tú empiezas a MADURAR y a romper el capullo. ¿Que cómo lo sé? Pues, porque se necesita ser muy valiente y honesta consigo misma para aceptar que necesitas ayuda para volver a volar.

Águila Que Cae

Me gusta
22 de septiembre de 2002 a las 14:06

Ahora sí que no sé cómocomportarme
Gracias Flavia y Diorissima por vuestras palabras de apoyo y por vuestros sensatos consejos. Sin embargo, ahora me encuentro en otra disyuntiva, debido a que decidí pedir ayuda por la ansiedad. Sí que es verdad que estoy algo más tranquila (a ratos). Os explico:

El psicólogo al que vamos a hacer terapia de pareja y al que ahora vemos por separado, me ha dicho que él está fantaseando porque en sus charlas no deja de hablar de mí y se encuentra muy preocupado por mí y mis sentimientos. Según el psicólogo él disfraza su amor hacia mí de amistad, cariño o simplemente dice que "le importo mucho". Dice que si se va cometerá un terrible error, porque no es lo que quiere hacer y en el fondo lo sabe y por eso tiene dudas (yo veo muy pocas dudas en él)

Yo sé que él está pendiente de mí. Admite que me quiere (le costó trabajo responder a la pregunta y tartamudear, enrojeciendo, un tequiero-igual que tartamudeó y enrojeció al tener que admitir que había otra persona). Sin embargo, el insiste en que no confunde sentimientos, sino que después de lo que le he dado no puede ser un canalla e irse sin importarle cómo me siento y que necesita saber que estoy bien y ayudarme en todo lo que pueda.

El psicólogo me ha dicho que debo recordarle que un líquido blanco que sale de un tetra-brisk a un vaso es leche. Yo no quiero convencerle de nada, pero si es lo que debo hacer lo haré, porque es una forma de luchar por algo que no quiero que se rompa. Pero creo que él tiene derecho a equivocarse (si eso fuera un error) por sí mismo sin que nadie tome la decisión por él, aunque esa decisión afecte tremendamente a su vida.

Por cierto, aún no encontré el libro que me recomendaste Diorissima "Las mujeres que amana demasiado", pero sí el que nos ha recomendado el psicólogo "Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus". La verdad es que está bien y, aunque no son buenas las generalizaciones. Ahora bien, creo no es bueno porque quizá me crea unas falsas espectativas sobre poder salvar la relación.

Por otra parte, he decidido no poner fin a mi angustia diciéndole que se vaya, porque sería empujarle a hacer algo que a lo mejor no quiere y que yo no quiero. Además voy a esperar 2 semanas más con vuestra ayuda y, si no puedo más (que siempre puedo más) con la de los ansiolíticos. Pero es mi decisión, mi apuesta, ahora sí que creo estar tomando las riendas de mi vida (no os riáis, que sé que es muy poco pero hay que empezar por cosas pequeñas)

Ayudadme con esta duda, ¿debo convencerle de que el vaso es de leche? ¿debo empujarle a que tome una decisión ya? ¿debo resignarme y aceptar que está todo acabado para empezar de nuevo? ¿debo dejar de ilusionarme cada vez que veo un atisbo de solución?

Gracias, amigas, no sabéis todo el bien que hacéis por mí con vuestro apoyo

Me gusta
23 de septiembre de 2002 a las 13:04
En respuesta a saliu_5179843

Mujer valiente
Arevala:

Por lo que dices, me haces suponer que siemp0re has vivido bajo una relación de ABUSO psicológico y emocional por parte de tu pareja, la diferencia es que ahora entiendes que eso puede acabar finalmente, junto con tu matrimonio. Eso te libera en cierta forma, pero también te crea ansiedad.

El que te haya propuesto una ruptura y al mismo tiempo seguir viviendo juntos, no es sino otra forma de abuso psicológico, tu misma lo has identificado como una verdadera "tortura".

Al parecer, lo que te tortura no es el rompimiento en sí, pues no puedes obligarlo a que te ame -y eso lo entiendes bien-, lo que te está matando es que la ruptura puede ser en cualquier momento que ÉL decida, y no tú. Esa es la verdadera esencia de su veneno: la INCERTIDUMBRE. Ella es la causante de tu ANSIEDAD psicológica y tu DESCONCIERTO emocional. Eso, también él lo sabe y saca ventaja de ello.

El coraje que sientes es LEGÍTIMO y tal vez hasta indispensable para sortear tu situación. Han sido muchos años de tolerencia, de perdón, de silencio por cómplicidad.

Que no te asuste sentir rencor. El Rencor también es un sentimiento legítimo y no es ajeno al sentimiento de justicia, de reparación del daño moral. ¿Quíen dice que una mujer que ha sido humillada en su amor propio no debe sentir rencor contra quien la ha mancillado?

Sin duda es como dices, él no está preparado para la felicidad, en tanto que tú empiezas a MADURAR y a romper el capullo. ¿Que cómo lo sé? Pues, porque se necesita ser muy valiente y honesta consigo misma para aceptar que necesitas ayuda para volver a volar.

Águila Que Cae

Gracias por tu apoyo...
...Águila. Ahora mismo no soy capaz ni siquiera de reflexionar sobre lo que me dices. No sé si estoy siendo honesta conmigo misma o no; sólo sé que no sé nada y que agradezco mucho tu apoyo y consejos.

Me gusta
23 de septiembre de 2002 a las 16:53
En respuesta a jair_8674871

Gracias por tu apoyo...
...Águila. Ahora mismo no soy capaz ni siquiera de reflexionar sobre lo que me dices. No sé si estoy siendo honesta conmigo misma o no; sólo sé que no sé nada y que agradezco mucho tu apoyo y consejos.

Barquitos de papel
Te entiendo y te comprendo.

No es necesario que reflexiones ahora, tal vez es mejor dejar vagar tus sentimientos, como esos pequeños barquitos de papel que navegan a la deriva, calle abajo, después de un fuerte aguacero.

Lo importante es que no dejes de mirar hacia adentro de ti misma y, sobre todo, que dejes abierta la ventana de tu corazón para que puedan entrar los rayitos de sol que habrán de mantener tibia a la Esperanza.

Si ahora puediera estar junto a ti y tú pudieras responderme sin verme, te preguntaría ¿Por qué piensas que no estas siendo sincera contigo misma? ¿Qué es lo que te inquieta?

Te dejo mi silencio para que escribas sobre él.
Águila Que Cae

Me gusta
23 de septiembre de 2002 a las 17:20
En respuesta a jair_8674871

Ahora sí que no sé cómocomportarme
Gracias Flavia y Diorissima por vuestras palabras de apoyo y por vuestros sensatos consejos. Sin embargo, ahora me encuentro en otra disyuntiva, debido a que decidí pedir ayuda por la ansiedad. Sí que es verdad que estoy algo más tranquila (a ratos). Os explico:

El psicólogo al que vamos a hacer terapia de pareja y al que ahora vemos por separado, me ha dicho que él está fantaseando porque en sus charlas no deja de hablar de mí y se encuentra muy preocupado por mí y mis sentimientos. Según el psicólogo él disfraza su amor hacia mí de amistad, cariño o simplemente dice que "le importo mucho". Dice que si se va cometerá un terrible error, porque no es lo que quiere hacer y en el fondo lo sabe y por eso tiene dudas (yo veo muy pocas dudas en él)

Yo sé que él está pendiente de mí. Admite que me quiere (le costó trabajo responder a la pregunta y tartamudear, enrojeciendo, un tequiero-igual que tartamudeó y enrojeció al tener que admitir que había otra persona). Sin embargo, el insiste en que no confunde sentimientos, sino que después de lo que le he dado no puede ser un canalla e irse sin importarle cómo me siento y que necesita saber que estoy bien y ayudarme en todo lo que pueda.

El psicólogo me ha dicho que debo recordarle que un líquido blanco que sale de un tetra-brisk a un vaso es leche. Yo no quiero convencerle de nada, pero si es lo que debo hacer lo haré, porque es una forma de luchar por algo que no quiero que se rompa. Pero creo que él tiene derecho a equivocarse (si eso fuera un error) por sí mismo sin que nadie tome la decisión por él, aunque esa decisión afecte tremendamente a su vida.

Por cierto, aún no encontré el libro que me recomendaste Diorissima "Las mujeres que amana demasiado", pero sí el que nos ha recomendado el psicólogo "Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus". La verdad es que está bien y, aunque no son buenas las generalizaciones. Ahora bien, creo no es bueno porque quizá me crea unas falsas espectativas sobre poder salvar la relación.

Por otra parte, he decidido no poner fin a mi angustia diciéndole que se vaya, porque sería empujarle a hacer algo que a lo mejor no quiere y que yo no quiero. Además voy a esperar 2 semanas más con vuestra ayuda y, si no puedo más (que siempre puedo más) con la de los ansiolíticos. Pero es mi decisión, mi apuesta, ahora sí que creo estar tomando las riendas de mi vida (no os riáis, que sé que es muy poco pero hay que empezar por cosas pequeñas)

Ayudadme con esta duda, ¿debo convencerle de que el vaso es de leche? ¿debo empujarle a que tome una decisión ya? ¿debo resignarme y aceptar que está todo acabado para empezar de nuevo? ¿debo dejar de ilusionarme cada vez que veo un atisbo de solución?

Gracias, amigas, no sabéis todo el bien que hacéis por mí con vuestro apoyo

Sólo para ti
Arevala:

Vaya, que si noto tristeza en tus palabras.

Pero te diré: Desde mi punto de vista, el psicólogo es quien te está generando más angustia.
Entiendo que ambos están tomando terapia de pareja, pero veo innecesarios los comentarios del psicólogo, al menos en esa dirección que no conduce a ninguna parte. Creo que más sacarías si conversas directamente con tu esposo.

Me parece que tú tienes mucha claridad sobre cuál es tu problema, pero dudas en tener la razón. Me parece que si hablas largamente con tu marido podrán llegar a entenderse, tal vez no se salven del naufragio, pero al menos se habrán entendido. Eso es lo que hace a una pareja.

Lo que él te dice no es sino una JUSTIFICACIÓN para irse sin REMORDIMIENTO ni culpa, pero en el fondo NO sabe lo que en realidad busca.

Dices que "él insiste en que no confunde sentimientos, sino que después de lo que le he dado no puede ser un canalla e irse sin importarle cómo me siento y que necesita saber que estoy bien y ayudarme en todo lo que pueda."
Tú no necesitas estar bien para que te abandone, tú necesitas estar bien para continuar tu vida en cualquier situación, mucho mejor si es al lado de él.

No necesitas convencerle, ni empujarlo, ni resignarte, ni dejar de ilusionarte, ni aceptar que todo acabó. Sólo necesitas estar bien contigo misma y hacer lo que creas que es lo más aceptable para TI. Sólo para ti.

Águila Que Cae

Me gusta
24 de septiembre de 2002 a las 11:15
En respuesta a saliu_5179843

Barquitos de papel
Te entiendo y te comprendo.

No es necesario que reflexiones ahora, tal vez es mejor dejar vagar tus sentimientos, como esos pequeños barquitos de papel que navegan a la deriva, calle abajo, después de un fuerte aguacero.

Lo importante es que no dejes de mirar hacia adentro de ti misma y, sobre todo, que dejes abierta la ventana de tu corazón para que puedan entrar los rayitos de sol que habrán de mantener tibia a la Esperanza.

Si ahora puediera estar junto a ti y tú pudieras responderme sin verme, te preguntaría ¿Por qué piensas que no estas siendo sincera contigo misma? ¿Qué es lo que te inquieta?

Te dejo mi silencio para que escribas sobre él.
Águila Que Cae

Escribo sobre tu silencio
Hola Águila:
Me inquieta no saber por qué me siento así, como si fuera otra persona distinta a la que siempre he sido, pero sobre todo me refiero a la sinceridad conmigo misma porque tengo miedo de engañarme a mí misma y aferrarme a algo que ya se ha acabado.

Estoy muy segura de que hay mucho amor entre nosotros y que no deberíamos separarnos, no por el dolor que yo sentiría sino por la felicidad de ambos que se perdería. Tengo eso tan claro que esa seguridad me asusta al contrastarla con la de él y me hace pensar que no razono bien como él no razonaba bien cuando estaba tan mal.

He decidido pedir ayuda por mi cuenta y como tú me aconsejaste y también opinaban nuestras amigas. Lo he hecho porque, independientemente de lo que pase, la ayuda la necesito yo ahora que estoy sufriendo tanta angustia. Por lo menos ya sé que lo que tengo es miedo, un miedo que me bloquea por no ser yo quien decide el resto de mi vida, por no actuar.

Me siento tremendamente triste y eso aún no lo puedo evitar, como no puedo evitar que las lágrimas nublen mi vista a cada rato. Sólo pensar en el momento en que salga de esta en que quisiera ayudar a otras personas que se sientan como yo ahora me hace sentir mejor.

Un abrazo,
Arévala

Me gusta
25 de septiembre de 2002 a las 18:50

Veo una tenue luz que parece la del final del túnel
Ayer os conté que he pedido ayuda para mí solita, al margen de la terapia de pareja que, por ahora, no funciona.
Pues bien, según la psicóloga más que ansiedad tengo angustia o trastorno de pánico por la situación de estress que vivo ahora y por la impotencia de la situación, estar en manos de la decisión de otra persona genera esto. Por lo menos no me siento tan rara ni tan mala persona por sentir rabia. El hecho es que me ha dicho que empezaré un tratamiento farmacológico pero que lo más importante es el tratamiento de mi autoestima y de otras cosas con la terapia.
La terapia de pareja la estamos haciendo con un psiquiatra y quizá por eso no me sienta escuchada o comprendida. Así que ya veis que os he hecho caso y tengo la sensación de que estoy empezando a salir, aunque aún me queda túnel por recorrer.
Un abrazo,
Arévala

Me gusta
25 de septiembre de 2002 a las 19:08

Lecturas reconfortantes
Arevala:

Mira lo que son las cosas:

Estaba convencido de que tenías razón cuando dices que sería más la felicidad perdida, pero después de leer a Flavia he cambiado de opinión; me parece que Flavia sabe bien de lo que habla y que no habla por hablar.

Basta un ¡tris!, para perder la pista. Eso es lo que te ha sucedido; no debes temer. Al menos parece que ahora te conoces un poco mejor y sabes que debes tomar las riendas de tu vida.

Me alegra pensar que habrás de buscar otro tipo de ayuda. Tal vez deberías acudir a tu biblioteca más cercana y seleccionar algunos títulos interesantes, al menos para hacer más soportables las horas. Quién sabe, tal vez mañana tú puedas recomendar algunas lecturas a tu psicólogo, y hasta algunos trucos de seducción a tus amigas.
Lo importante es que no temas a ti misma.

Afortunadamente hay voces amigas, como las de Flavia y Diorissima, que valen la pena meditar, o mejor dicho, que valen la alegría meditar. ¿No te parece?

Águila Que Cae

Me gusta
25 de septiembre de 2002 a las 19:15
En respuesta a jair_8674871

Veo una tenue luz que parece la del final del túnel
Ayer os conté que he pedido ayuda para mí solita, al margen de la terapia de pareja que, por ahora, no funciona.
Pues bien, según la psicóloga más que ansiedad tengo angustia o trastorno de pánico por la situación de estress que vivo ahora y por la impotencia de la situación, estar en manos de la decisión de otra persona genera esto. Por lo menos no me siento tan rara ni tan mala persona por sentir rabia. El hecho es que me ha dicho que empezaré un tratamiento farmacológico pero que lo más importante es el tratamiento de mi autoestima y de otras cosas con la terapia.
La terapia de pareja la estamos haciendo con un psiquiatra y quizá por eso no me sienta escuchada o comprendida. Así que ya veis que os he hecho caso y tengo la sensación de que estoy empezando a salir, aunque aún me queda túnel por recorrer.
Un abrazo,
Arévala

Buen inicio
Arevala:

¡Te felicito!

No sé si resultará o no, pero empiezas a tomar tus PROPIAS decisiones y ha sentir el gusto por tus PROPIOS resultados y eso, eso no puede estar equivocado.

¡Adelante, campeona!

Águila Que Cae

Me gusta
25 de septiembre de 2002 a las 19:18
En respuesta a saliu_5179843

Buen inicio
Arevala:

¡Te felicito!

No sé si resultará o no, pero empiezas a tomar tus PROPIAS decisiones y ha sentir el gusto por tus PROPIOS resultados y eso, eso no puede estar equivocado.

¡Adelante, campeona!

Águila Que Cae

Grácias águila
Aunque sé que no debo confiarme, que habrá muchos momentos bajos como los que he vuelto a tener cuando empezaba a estar mejor. El hecho de haber aguantado el tipo durante dos meses y derrumbarme ahora me hace sentir que no hay que ilusionarse con pequeños avances porque luego, cuando te ves peor decepcionas a ti misma.

Pero no quiero pensar en mañana, mientras hoy esté mejor que ayer.

Me gusta
26 de septiembre de 2002 a las 12:33

Suena mucho mejor que...
... lo de "Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus", que me hace recordar el problema en que estoy metida y añorar mejores tiempos. Perfiero ocuparme de mí que sé que va a ser mucho más positivo.
Un abrazo aún triste,
Arévala

Me gusta
26 de septiembre de 2002 a las 17:26
En respuesta a jair_8674871

Suena mucho mejor que...
... lo de "Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus", que me hace recordar el problema en que estoy metida y añorar mejores tiempos. Perfiero ocuparme de mí que sé que va a ser mucho más positivo.
Un abrazo aún triste,
Arévala

Sabiduría de mujer
Arevala:

De algún modo empiezas a hacerte sabia.

Llevas toda la razón cuando dices que no te satisface la recomendación de tu "doctor". Porque nadie mejor que tú conoce tus dolencias. Así que es mejor hacerle caso a tu intuición, a tu razón profunda.

Nadie mejor que tú sabe lo que necesitas. Un "best seller" no necesariamente es una buena lectura para todos, sencillamente es un libro bien vendido.

Los libros son algo así como el bálsamo para el alma, qué duda cabe.

Una especie de Fierabras, aquella sorprendente pomada de la que le hablaba Don Quijote a su escudero y que, afirmaba, era capaz de volver a la entereza a cualquier hombre aun cuando éste hubiera sido cortado en dos mitades. Así también son los libros.

Al igual que toda medicina, los libros sólo deben ser leidos sólo cuando el alma lo pide y en las dosis que son necesarias.

Águila Que Cae

Me gusta
26 de septiembre de 2002 a las 17:36

Nueva cultura
Flavia:

Y qué decir de Hortencia Allende, Isabel Allende, Gladys Marin,...¡Basta! Me llenaría la boca y no terminaría de nombrar a todas aquellas mujeres que han sido ejemplo de dignidad y futuro.

Pero entiendo perfectamente el contenido de tu comentario: El camino al bienestar pasa por la creación de una CULTURA ALTERNATIVA, en la que se poderen NUEVOS valores y nuevas ACTITUDES.

Sí señor, ¡no hay mejor terapia que la propia TRANSFORMACIÓN!

Águila Que Cae

Me gusta
25 de noviembre de 2002 a las 19:25

No consejos
Esposa en la cuerda floja: No me gusta dar consejos, porque pienso que lo que a mi me sirvio a otra mujer puede no servirle. He leido tu carta y solo me queda decirte que me pareces una mujer con un gran sentido espriritual y amoroso y quiza tu esposo por ello es asi, porque los hombres saben "en que arbol estan trepando", asi dicen aqui en Barranquilla - Cololmbia de donde soy.

Como te comente que me pareciste una mujer espiritual, justo de Dios es que hay que agarrarse, aferrase ante estas adversidades que la vida a veces no da, pero que es par nuestro bien. No soy casada y se que todas las mujeres (habran excepciones) queremos casarnos para toda la vida, pero es ahi donde Mi Ser Superior es posible nos ponga a prueba, mejor dicho permita que vivamos esa prueba para crecer. Yo te sugiero que sigas siendo la misma para con el, que no decaigas en la atencion porque al final a ti te nace ser especial con el, pero trata de ocuparte en otras cosa, por ejemplo tomar clases de algo que siempre has querido hacer, salir con tus amigas, ir al cine al teatro ya asi poco a poco veras que vas recobrando tu espacio sin ser grosera, ni indiferente y comienzas a hacer feliz tu por ti. La felicidad de nungun ser humano esta en otra persona, esta dentro de nosotros. Preocupate mas por ti. A veces damos tanto de nosotras que no damos espacio a la otra persona (hombre) para que se de cuenta que existimos y que somos seres que merecemos (no necesitamos, porque solo necesitamos de Dios)carno, cuidado, amor y respeto.

Te comparto que el problema de El (tu esposo) no tiene nada que ver contigo. Una de las emociones que nos hace dano a nosotras las mujeres es creer que todo comportamiento equivocado que tiene nuestra pareja, nosotras somos culpbale y eso esta muy lejos de la realidad. Son ellos, en este caso tu esposo quien tiene un problema y como es de El, El mismo lo tiene que solucionar, date amor, carino, ternura, regalate cosas, arreglate y ante todo ayudate con Dios, El es el unico que nos puede ayudar.

Con toda mi comprension de mujer,

Mari Eugenia mi email es yosoymps@hotmail.com

1 likesMe gusta
25 de marzo de 2017 a las 17:49

Hola a todas.... 
Tanto tiempo ya de esta historia y bino a caer en mis manos en el momento exacto, leerlas e identificarme con cada palabra de verdad es inexplicable, me encantaria saber como esta Arevala, pero tambien espero q despues de tanto tiempo  sea tan feliz para no tener mucho tiempo d andar aqui metida... Gracias a todas de verdad leer esto me a cambiado la forma de ver mi problema y a darle q es Mole de olla 

Me gusta
Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir