Foro / Boda y Matrimonio

Hombres y tareas domesticas, es habitual?

Última respuesta: 19 de noviembre de 2002 a las 19:25
16/7/01 a las :34

Hola,

Agradeceria me comentaseis vuestras vivencias al respecto y si es habitual en hombres de nuestra generacion.
Me considero (o al menos me consideraba) una persona liberal, independiente, 25 años, no me definiria feminista sino que busco la igualdad entre mujer-hombre, y toda la vida he estado luchando en contra de las injusticias y el machismo en general. Y ahora me encuentro en una encrucijada, pues llevo viviendo un año y medio con mi novio y las cosas van de mal en peor precisamente por este tema. Trabajamos ambos todo el dia y a veces incluso llego yo mas tarde, y siempre me lo encuentro delante del ordenador (es informatico) o con sus hobbies, y sin preocuparse de nada mas. Parece que le da todo igual, vea lo que vea, la fregadera llena de platos, el suelo sin aspirar, el polvo, la ropa por lavar o tender, etc. Desde el principio quedamos que yo cocinaria e iria a comprar pues es algo que a él no le gusta, y a cambio él haria otras cosas, pero casi nunca cumple con la parte del trato o nunca sale de él cumplirla, siempre tengo que recordarselo y acabamos con disputas y peleas que se extienden por dias pq me niego a hacer su parte, es injusto. Estoy cansada de esta situacion, pienso que no es lo que busco en una persona, pero todavia le quiero, aunque esto este rompiendo poco a poco mi amor.
Me da rabia pensar que yo este dando un 75% y él menos del 25%, y aunque lo he hablado millones de veces, nada parece cambiar. Mirar si seria facil compartirlo todo entre dos, si el piso es menos de 55m2!!!! Pero no entiendo a veces el comportamiento insensible de los hombres.

¿Es normal esta situacion entre los hombres? a veces llego a pensar que es algo genetico , es broma, supongo que es culpa de la majoria de sus madres que se lo dan todo hecho. ¿como os lo montais para que esto no genere un conflicto?? yo hasta he pensado en dejarlo aunque le amo, es algo que me supera y me enerva.

Agradeceria vuestras vivencias y comentarios. Gracias mil y besitos

Ver también

17/7/01 a las 13:31

Es algo desgraciadamente habitual
Lo que está claro es que no hay que pasar por el aro. Es triste que una pareja que se quiere y vaya bien, se acaben peleando por esta razón (aunque te entiendo perfectamente). Yo lo que le dije es que en la vida ya tenemos suficientes problemas como para añadir uno más. A base de dialogar tranquilamente y explicarle que no estaba dispuesta ..... poco a poco ha entrado en razón y ha mejorado considerablemente.
Lo triste es que tengamos que seguir de este tipo de temas. Trabajamos los dos, nos cansamos los dos, estamos estresados los dos, ... por lo que no tienen excusa. Si sus madres se lo hacían todo, esa "maravillosa" experiencia forma parte del pasado.

Me gusta

17/7/01 a las 14:43
En respuesta a

Es algo desgraciadamente habitual
Lo que está claro es que no hay que pasar por el aro. Es triste que una pareja que se quiere y vaya bien, se acaben peleando por esta razón (aunque te entiendo perfectamente). Yo lo que le dije es que en la vida ya tenemos suficientes problemas como para añadir uno más. A base de dialogar tranquilamente y explicarle que no estaba dispuesta ..... poco a poco ha entrado en razón y ha mejorado considerablemente.
Lo triste es que tengamos que seguir de este tipo de temas. Trabajamos los dos, nos cansamos los dos, estamos estresados los dos, ... por lo que no tienen excusa. Si sus madres se lo hacían todo, esa "maravillosa" experiencia forma parte del pasado.

Demasiado egoismo
Cuando un hombre se niega de esta forma a ayudarte con las tareas domesticas significa que piensa mucho mas en si mismo que en ti y en tu felicidad. Y si ademas, despues de recordarselo sigue con la misma actitud, algo grave pasa. No puede decir que te quiere si no mueve un dedo, los dos trabajais, los dos teneis el mismo estilo de vida y por eso tiene que entender que las tareas son tambien cosa de dos. No vive en un hotel, no es el huesped. Me parece muy mal que el egoismo y el machismo de algunos hombres puedan con el amor mas grande. Te trata como a una sirvienta, no te quiere de verdad. Piensalo bien. Un beso.

1 -Me gusta

17/7/01 a las 23:09

¡ no cedas lo más mínimo¡
Amiga mi experiencia es de muchos años pues ya son 20 y desde siempre quedó claro que yo trabajo y las tareas domesticas son obligacion de todos los que viven en la casa.A él le gusta comer bien y a mi no me gusta cocinar, el cocinero es él,hace otras cosas como la cama,friega por las noches y decidimos entre los dos que se compra y que no.Eso no significa que a veces le tenga que recordar que tiene algo pendiente y me tenga que enfadar,pero desde el principio el sabía lo que yo pensaba y estaba de acuerdo conmigo, es más no me ayuda como oigo a veces decir, no, es que tenemos que asumir que la casa es cosa de los dos, es tan cómodo llegar y dedicarme a mis aficiones, a relajarme,a todos nos gusta eso, pero cuando se convive hay que aceptar las responsabilidades que trae consigo compartir una vivienda.No hagas nada si él no pone también de su parte, hablar a veces no es suficiente pasa a la acción, no cumplas con lo tuyo, no compres no hagas de comer pasa y haz como él te sientas y lees o lo que te apetezca y sobre todo no consientas que te llame la atención por algo que te haya salido mal como una comida,yo que compro a veces no salen los productos siempre como nos gustan, me da su opinión pero no me humilla reprochandomelo como si yo no supiera comprar.
En fin Edina no bajes la guardia al principio la lucha es dura pero ganas en dignidad y autoestima pues empiezas haciéndolo todo y acabas por realizar un doble trabajo que ya está bien de tomadura de pelo ¿o no? la mujer por amor porque no quiere enfadarse con él acaba por ceder y así les va a muchas.
Animo, un abrazo

Me gusta

21/8/01 a las 22:26

Normal?
Hola Edina,
Soy española, pero vivo en Francia. Vivo con un francés, y te aseguro que las cosas en casa son distintas a lo que cuentas. A veces me siento hasta culpable por no hacer todo lo que debería. Yo soy la que cocina, porque se me da mejor que a él, también hago la colada porque se que le repatea lavar la ropa, pero no me gusta nada nada fregar los cacharros, ni limpiar el polvo, así que es él el que lo hace todo. No tenemos problemas con estas cosas, el reparto se ha hecho de forma natural, según lo que menos nos gusta hacer a cada uno.
Mantuve una relación larga con un español hace algún tiempo, y rompí porque me esperaba una larga vida de fregar, limpiar, planchar, etc. No es que fuera vago, es que nunca había hecho nada en su casa.
Yo creo que es una cuestión de cultura, no de nacionalidad. Mi chico lleva viviendo solo desde que tenía 16 años, así que sabe llevar una casa. En España, y me imagino que en la mayor parte de las culturas llamadas "latinas" los chicos no hacen nada en casa, todo lo hacen las hermanas y las madres. En otros países los jóvenes se independizan antes, y cuando no tienen una "mamá" que se lo haga todo se apañan como pueden.
No hay muchas soluciones para tu problema, o lo habláis, o terminarás por explotar. No creas que las cosas van a cambiar de un día para otro. Las broncas no funcionan, intenta el diálogo y mantente firme. A mí no me fue muy bien en mi relación anterior, pero a lo mejor a ti te funciona.
Suerte.
Astarte.

Me gusta

27/8/01 a las 7:46

El caso contrario
Yo soy un hombre, pero me encuientro en una situación parecida a la tuya. Al empezar a vivir juntos hicimos un cierto reparto de las tareas. Pero el problema está en las cosas que decidimos hacer a medias entre los dos. Como ella no las hacía entonces yo tampoco. El resultado es que barremos y fragamos una vez al mes, el polvo no se saca nunca y el desorden es bastante generalizado. Yo llego antes a casa y supongo que ella cree que me correspondería hacer la limpieza, pero mi trabajo requiere esfuerzo físico y regreso cansado. Además ya hago la cena, y no pienso cargarme con más trabajo.

Me gusta

29/8/01 a las 19:01

Creo que soy suertuda
Hola Edina,soy mausi, lamento lo que te pasa, te entiendo aún que afortunadamente no paso por lo mismo, a pesar que a mi marido y a sus hermanos casi todo les hacía la mamá, él afortunadamente me ayuda mucho, te diré yo nunca paso la aspiradora (detesto el ruido que hace), él siempre lo hace y siempre me a ayudado, no te niego que mientras trabaje era pesado pues ya se había acostumbrado a que yo hacía casi todo, lo que hice fue una lista con las cosas que él haría, claro que cada uno eligio lo que más o menos le gustaba, a mi me funcionó y ahora que estoy embarazada te diré que sólo cocino, tiendo la cama y de compras voy con él, pero no cargo casi que ni el pan. Desafortunadamente a su hermano no le fue tan bien, el vive con la novia, pero ella no le lava o plancha o cocina, NADA, ella hace sólo sus cosas, sus ropas y su lado de cama porque no se quiere ver como en tu lugar, es duro pero creo que si tu novio no es tan cooperativo deberías hacer sólo lo tuyo, cocina sólo para tí, limpia sólo lo que ensucias y lava sólo tu ropa, espero que eso lo ayude a despertar y amiga ponte firme aún que te duela recuerda que si no eres fuerte ahora la pasaras muy mal en el futuro. Suerte.
P.D. Escribeme si quieres para saber como te fue a
Mausi@enfemenino.com

Me gusta

30/8/01 a las 4:51

Como lo acostumbres....................
Creo que la participacion del hombre en las tareas del hogar depende mucho de como maneje las cosas la mujer. Muchas mamas los acostumbran a no hacer nada y si llegan y se encuentran con una esposa que o quiere hacerlo todo(que las hay) o que no le promueve que haga nada pues entonces estamos solas con todo en casa. En mi caso, mi esposo tiene toda la predeisposicion del mundo para no hacer nada en casa, pues su mama loa costumbro a no tocar una cuchara, pero desde que me case he ido acostumbrandolo a que haga algo o mucho por el espacio que el mismo habita. Eso de acostumbrarlo es muy facil y es no recogiendole el desorden, asi pasen 8 dias (en casos graves)o diciendole algo asi como: mientras yo lavo nuestra ropa tu podrias limpiar el piso. Se me acabo el tiempo, despues escribo......

Me gusta

5/9/01 a las 8:25

Compartir
Querida persona:
Al respecto de las tareas domésticas, no todos andamos por el estilo de tu pareja. Te puedo decir, que precisamente esa lanza la rompí al principio de vivir con mi pareja y en favor de la igualdad. De poco me sirvió porque a pesar de dedicarme a realizar las tareas domésticas: fregar, limpiar, hacer la comida, las camas, etc... no tenía derecho a salir con mis amigos, a sentarme en el ordenador, a pintar... porque ahora todo eran tareas domésticas, ahora siempre había que hacer algo, y cuando no eran tareas domésticas, había que ir a la compra... en cualquier caso no solucionó ni ha solucionado el problema de la igualdad, ahora soy menos igual que ella: Limpio y me ocupa de la casa y de los hijos con tanta lo más eficacia que ella, y sin embargo está dificil disponer de tiempo para mí.
Encrucijada que intento resolver, porque al final... soy mal padre y mal esposo. Seguro que hombres menos comprometidos con la familia viven mejor opinión que gente como los que nos dedicamos a la familia y salimos a veces a ver el día. Ambos trabajamos. Cuatro hijos. En fín... no todos los hombres somos tu pareja, no obstante, no se nos trata mejor ni produce mayor alegría ni descanso el hecho de trabajar en la casa.
Saludos.

Me gusta

5/9/01 a las 21:48

Bienvenida al club
Hola Edina, soy Lorena y tengo 28 años,y me encuentro en la misma situacion que tu, pero lo mio es peor por que estoy casada. Cuando eramos novios hablamos de las tareas domesticas y quedamos que serian a medias. Yo me crie con una madre fanatica de la limpieza, que decia que habia que limpiar todos los dias, y nos hacia madrugar los fines de semana para ello.Asi que cuando me case me costo mucho cambiar el chip y llegar a un acuerdo con mi marido para darme cuenta de que 2 personas en casa y todo el dia trabajando apenas ensucian, asi que pase de limpiar todos los dias a limpiar solo los sabados por la mañana.El primer año muy bien, el segundo se iba escaceando poniendo excusas que yo me creia, el tercer año empezamos a reñir, porque yo empeze a trabajar los sabados y cuando llegaba a casa el no habia hecho nada, por que decia que me estaba esperando.Y a partir del cuarto año, la cosa fue a peor, se quedaba viendo la tele mientras yo con un enfado de 3 pares de narices limpiaba.Empezo a decir que no le apetecia un dia, ni otro, ni otro, que si yo no queria hacerlo que pagara a una mujer para que lo hiciera.Pero no nos lo podemos permitir.
Asi que me vi en una situacion bastante desagradable, porque o estaba constantemente enfadada con el y me tragaba yo toda la limpieza, o le hacia ver que la casa es de los dos, que hay que compartirlo todo, y que igual que ensucio yo ensucia el.Asi que me puse a malas, en lugar de lavar y planchar toda la ropa, solo lo hacia con la mia, y cuando decia que no tenia ropa interior, le decia que estaba en el cesto, sucia.Cuando llegaba a comer, yo ya habia comido y me preguntaba que que habia hecho de comer y le decia que nada, que yo ya habia comido, y asi todo. Hasta que se dio cuenta que para sacar una casa adelante hacen falta dos personas. Y de que la mujer, novia o compañera no es una criada para los hombres. Lo mejor que puedes hacer es hablar bien hablado el tema de las labores domesticas, porque una cosa si te voy a decir, los hombres no cambian, son como son, y si los aceptas tal cual, debes acarrear con las consecuencias, y si no te gusta como es,planteaselo, porque con el tiempo las cosas van a peor, con la confianza se van haciendo dejados, y van recallendo en ti todas las responsabilidades.Es fuerte decirlo pero los hombres esperan de una mujer que sea buena mujer, buena amiga, buena amante, y buena trabajadora, y sin embargo algunos no te dan nada a cambio.
Bueno, espero que puedas solucionar esto de la manera mas beneficiosa para ambos.Si quieres aqui tienes una amiga. Mi direccion es: lorenazara@hotmail.com
Besitos y animo

1 -Me gusta

13/9/01 a las 22:22

Muchas gracias
Hola a todos!! Muchas gracias a todas/os por vuestros consejos y vivencias. Estoy recopilando todas vuestras estrategias para que todo esto salga bien. Aunque las cosas ya no están como al principio, todavía hay dias en los que pasa bastante, por lo que me toca cabrearme de nuevo,y es algo que odio. Al menos pasa el aspirador, quita el polvo, tiende y frega el suelo de vez en cuando, pero el lavabo y la cocina ni la toca. Es algo que queda pendiente (espero que poco a poco le entre en la cabeza !!!).

Estoy de acuerdo con vosotros/as que todo esto es debido a la educacion de los hombres, pq sus mismas madres se lo han dado todo hecho. En mi caso, él es hijo unico y su mamá lo llevaba como una patena. Mala suerte que salió de su casa para inmediatamente instalarse en la nuestra sin que él hubiera vivido antes solo. Debería ser un dato imprescindible que deberíamos pedir a la mayoría de los hombres para convivir con ellos .

Bueno, ya os seguiré informando de mis progresos,
y de nuevo, muchas gracias por vuestra ayuda y apoyo. Sois fantasticas.

Besos
Angie
angie@barcelona.com

Me gusta

14/10/01 a las 17:46

A mi me pasa lo mismo
Como Lorena, yo estoy casada. Ambos trabajamos pero puede decirse que el peso de la casa lo llevo yo. No puedo decir que él no hace nada pues plancha, pone alguna lavadora y a veces hace la compra. Pero estoy convencida que si yo no hago la comida, no se come. Si no frego los platos, se acabarían, si yo no limpio el cuarto de baño, estaría siempre sucio.
Lo peor del caso es que cuando intento hacérselo ver dice que siempre estoy recrimi`´andole, que si nunca hace nada bien... ¿Acaso él me dice que yo hago las cosas bien?
Nos queremos pero esta situación nos distancia. Ahora estamos enfadados por este tema y no nos hablamos desde ayer. Pero no estoy dispuesta a ser la criada de nadie. No sé si esta situación nos llevará algún día a romper nuestra relación...
Un saludo a todas.

Me gusta

26/6/02 a las 15:35

Creo que es genético
Yo creo que es un problema genético. Se que hay mucho que no son así que saben más o menos lo que hay que hacer e incluso lo hacen bien. Pero por mi experiencia desde luego son la excepción que confirma la regla. En el caso de mi marido io lo que sea por que estoy en trámites de mandarlo a la m...., es exactamente igual. Lo primero son sus cosas y sus hobbies. He llegado a la determinación de no hacerle nada. Compro exclusivamente para mi y mis hijos, lavo y plancho la ropa de mis hijos y mía, "su cuarto" donde tiene el orenador y las maquetitas y la sega y sus cosas de trabajo, no la toco. Un dia de estos se derrumba por el peso del polvo. Yo sólo prohibo a mis hijos entrar ahí.
Al principio vivíamos juntos era distinto, hacíamos todo al unísono pero fue casarnos y tener a los niños, y debió de ser para el la liberación, por que nunca más supo donde estaba ni la aspiradora.
Conozco muchos casos igual, y aunque algunas no les dan demasiada importancia a otras se nos van los higados, y ahí creo que es donde radica la diferencia.... en nosotras no en ellos.
Ah! como ya no se lo hago, al menos se lava y plancha la ropa. y alguna vez si yo no estoy hace hasta el baño

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

27/6/02 a las 9:02

Tareas
UNa solución sería contratar a alguien para que haga el trabajo de casa, si trabajaís los dos, creo que podreís permitiroslo.
Otra solución sería ponerle delante de la pantalla del ordenador un "POST-IT" recordándole las tareas de ese día, aunque es algo muy subjetivo lo de la limpieza.
Dices que es por culpa de nuestras madres el que no hagamos las tareas domésticas por iniciativa propia, y puede ser cierto, toma nota y no hagas tú lo mismo con tú hijo.
Pero no es menos cierto, que las madres inculcan en sus hijas un excesivo afán de limpieza. Por ejemplo: ¿Cada cuánto tiempo hay que pasar el aspirador? 1 día, dos días, 3 días, 1 semana, ¿quién está autorizado para imponer una frecuencia de limpieza?
Por otra parte, si vienen visitas y ven el polvo correr por la casa, responsabilizarán de ello a la esposa.
Es por ello, que sería preferible que él se ocupase de ir a comprar y tú de la limpieza de la casa, y el día que no haya comprado, no hay comida.

Me gusta

8/7/02 a las 16:58

Tareas domesticas siglo 21
Bueno sencillamente cuando me case hace 11 anos me sucedio algo parecido pero no tan exagerado. Empeze por hacer lo que mas les atrae a los hombres:pensar en el sexo. Decidi empezar a realizar las tareas domesticas desnuda completamente. Asi como lo escuchas. Nada de consejitos de madres. No, mi propia iniciativa.

Algo atractivo y diferente. Asi le di importancia a las labores domesticas. Luego con carinos y condiciones el comenzo a hacer labores tambien.... y de vez en cuando para mantenerlo contento, lo tocaba, acariciaba y le hacia sexo oral. Haciamos el amor en los "descansos" y ahora el hace su rutina sin problema.

Ademas empeze a desnudarlo al llegar a casa, y que asi tambien el hiciera las labores domesticas. Algo fuera de lo normal, pero asi comprobe que si le pones sexo a la labor mas aburridora un hombre se exita y empieza a "trabajar".

Ponlo en practica.

Me gusta

14/8/02 a las 15:51

Hola de nuevo a todos
He ido leyendo todas vuestras sugerencios y/o experiencias y la verdad, las que mas funcionan por lo que veo son las mas drasticas, y es que si no los pones contra la espada y la pared, parece que no funciona (aparte de la sugerencia picante, muy interesante para reavivar la llama de la monotonia pero peligrosa, pq luego se acostumbraria a que siempre fuera asi!! y tampoco es eso, no tiene que esperar que siempre haya siempre algo a cambio pues debe pensar tb es su casa)

Ahora las cosas van mejor pues limpiamos los fines de semana, aunque eso si, no ha cambiado en una cosa: nunca le sale de el, sino que hay que insistirle. Igualmente, cuando nos enfadamos sobre algo, dejo automaticamente de hacer cualquier cosa por el (la comida, etc) y no veas, los del telepizza parecen ya mis vecinos!!! , supongo que habra cosas que nunca cambiaran.

Igualmente, seguire en mis trece y continuare empleando vuestros consejos que son muy buenos!!

Gracias a todos!!! abrazos

Me gusta

8/9/02 a las 3:03

Uuuffff



Mira, es muy buena solución la que te han dado. Una semana cada uno, y si él no cumple su parte, que se pague una empleada del hogar durante su semana. Algo así hicimos nosotros. Y funciona!!!...Además hay otro problema. Y no es, desde luego, la educación que tu pareja haya recibido en su casa. Es la propia Sociedad. Casi ningún hombre, aunque sea de una sociedad occidental y, supuestamente, moderna, considera que sea una obligación suya el contribuir un 50% en las tareas domésticas. Me pongo mala cuando oigo estupideces tales como que: yo la ayudo mucho...hago la compra. Joer, y ella hace el otro 90%!!!...y, en serio, tú consideras que la ayudas!!!...y qué es eso de ayudar???...No se supone que es una obligación tuya tanto como de ella???

Mi marido no es el caso. Digamos, en descargo de todos los hombres, que él cocina, pone el lavavajillas, la lavadora, plancha...un encanto...claro, que la que trabaja fuera, hoy en día, soy yo. Aún así tenemos contratada una empleada del hogar sólo unas horas a la semana para ese tipo de limpieza de baños y suelo que a nadie le gusta hacer.

Así que adelante, empieza a educar a tu pareja. Y no seas blanda con él!!!!....No se lo merece!!!!

Me gusta

8/9/02 a las 3:37
En respuesta a

Compartir
Querida persona:
Al respecto de las tareas domésticas, no todos andamos por el estilo de tu pareja. Te puedo decir, que precisamente esa lanza la rompí al principio de vivir con mi pareja y en favor de la igualdad. De poco me sirvió porque a pesar de dedicarme a realizar las tareas domésticas: fregar, limpiar, hacer la comida, las camas, etc... no tenía derecho a salir con mis amigos, a sentarme en el ordenador, a pintar... porque ahora todo eran tareas domésticas, ahora siempre había que hacer algo, y cuando no eran tareas domésticas, había que ir a la compra... en cualquier caso no solucionó ni ha solucionado el problema de la igualdad, ahora soy menos igual que ella: Limpio y me ocupa de la casa y de los hijos con tanta lo más eficacia que ella, y sin embargo está dificil disponer de tiempo para mí.
Encrucijada que intento resolver, porque al final... soy mal padre y mal esposo. Seguro que hombres menos comprometidos con la familia viven mejor opinión que gente como los que nos dedicamos a la familia y salimos a veces a ver el día. Ambos trabajamos. Cuatro hijos. En fín... no todos los hombres somos tu pareja, no obstante, no se nos trata mejor ni produce mayor alegría ni descanso el hecho de trabajar en la casa.
Saludos.

No te entiendo ni jota.


Mabem, de lo que escribes, deduzco que eres un hombre. Y qué esperas?...que por el hecho de que hagas tu parte, tu mujer te tenga que poner en un altar?. O lo que quieres decir es que hay otros hombres que no hacen nada y viven mejor que tú?.

Claro, tienes que ser un hombre, porque, para que lo sepas, a la mayoría de las mujeres nos gusta poquísimo ó nada limpiar. Y seguro que a tu mujer tb le encanta tener tiempo para salir con sus amigas ó teclear en el ordenador...No sé que manía tenéis de que a nosotras nos encante estar todo el día metidas en casa limpiando y cocinando y cuidando niños.

No es que me parezca ni bien ni mal tu situación, es que estoy segura de que la de tu mujer es exactamente la misma. Ella tb se cansa trabando fuera, y atendiendo a los niños ó realizando tareas domésticas....y por eso te exige que la des un trato especial ó que la estés especialmente agradecido???

En fin...

Me gusta

8/9/02 a las 4:58

Facil
a los hombres asi hay que traerlos cortitos ya que si una le aguantas ufff , luego se toman la confianza y nunca mas los cambias
por eso
- lav atu plato
- hace tu porcion de comida
- lava tu ropa
mejor dicho hace todo para ti y lo de el pobrecito por las buenas o por las malas va tener que moverse

Me gusta

19/9/02 a las 17:50

Mano dura o estás perdida de por vida
Parece que todas coincidimos y eso será por algo: la voz de la experiencia habla, no es otra cosa.
No le pases ni una porque estarás perdida. Esto hay que hacerlo de forma gradual:

1º Emplear el diálogo: hablar con él y explicarle claramente lo que esperas de él y de la relación que tienes con él. Dejarle claro lo que quieres y lo que no quieres, y entre las cosas que no quieres ni aceptas, está el cargar tu sola con las tareas domésticas. Si te sale con que él no lo hacía en su casa y que no sabe, muéstrate comprensiva y dile que no pasa nada, que tu tampoco viniste a este mundo con la escoba y la fregona en la mano, que también tuviste que aprender. Lo peor que puedes hacer es decirle: "quita, yo lo hago, que tardas mucho y yo lo hago mejor", ese es un error muyyyyy grave.

2º Si la palabra no vale, pasa a los hechos y deja de hacer cosas para los dos. Haz solo tus cosas, ahora bien, hay que reconocer que llegados a este punto surgen problemas: si sólo dispones de un WC en casa, ¿qué haces? ¿no lo limpias en meses?. En el caso del dormitorio, si tienes una vivienda con dos habitaciones está claro, a él le mandas a una y tu te quedas en la otra, tu habitación la ordenas y la limpias y él que se apañe, pero ¿y si sólo hay una habitación en la casa? ¿entonces qué haces? (si alguien tiene sugerencias que me las mande por favor). Y luego pasa otra cosa: si la casa se queda sin limpiar pues vale, se queda sin limpiar, pero cuando venga algún amigo a casa ¿qué pasa entonces?, la que quedará por guarra será la mujer, no el hombre. Y por mucho que digas que el problema es que no llegais a un acuerdo con las tareas domésticas, aún así, la que quedará de guarra será ella no él.

3er. y último paso: ponerle un ultimátum. O la situación cambia o cada uno se va a vivir por su cuenta, sin necesidad de romper la relación; volveríais a la situación de novios. Eso sí, hay que dejarles claro que una no va a estar esperando eternamente a que cambien, también hay que advertirles de que es posible que pasado algún tiempo, nuestra paciencia se agote y ya no haya posibilidad de retomar la relación. Por lo tanto si valoran el amor de la mujer que tienen a su lado, que se preocupen un poco más, ya que deben ser conscientes de que su actitud de no-cooperación en las tareas de la casa, pueden ser un motivo suficiente para que una relación se destruya.

Otra posibilidad, es hacerles chantaje con el sexo: si no limpias no follas. Eso es lo que hay.

Suerte.

Me gusta

21/10/02 a las 16:30

Para los hombres el trabajo en equipo es ...
que la mujer realice el 80% de las tareas y el hombre haga el 20 %. Y ya es mucho decir ...
Parece mentira que sean tan listos fuera de casa, en sus despachos, y luego en sus casas no sepan hacer NADA DE NADA. ¡Con lo fácil que son las cosas cuando se tiene ganas y propósito!

Me gusta

28/10/02 a las 12:46

Pues...
A mi me ha ocurrido siempre lo contrario..

Me encantan las tareas de la casa, me chifla cocinar, me encanta planchar, me gusta oler a limpio el baño cuando lo terminas bien a fondo.. etc... la aspiradora es un "poco coñazo", pero tambien...

y siempre (excepto en un caso) he dado con chicas que eran un desastre en ese sentido... osease que no podemos generalizar demasiado... (un poco si, jajajaja).

Saludos...

Promos.

P.D.:¿alguien sabe si el suavizante Flor Deo funciona de verdad? jeje....

Me gusta

9/11/02 a las 14:32

Iguales
Bueno, a mí no me gustan nada las tareas de la casa. De modo que entiendo muy bien que a ellos tampoco les guste.
Otra cosa bien distinta es que un@ tenga que hacerlo por narices por ser mujer u hombre.

Me gusta

19/11/02 a las 19:25

Edina
Totalmente de acuerdo con Tabubué,
soy casada desde hace 6 meses, aun no tengo hijos pero si tengo muy en claro que el día que los tenga voy a enseñarles a hacer la limpieza de la casa sean mujeres o sean hombres.
Nada de que el niño pueda ver televisión mientras la niña ayuda a su mamá a lavar platos. O todos coludos o todos rabones.
A cooperar todos.
Hay que ir cambiando estas malas costumbres latinas.

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram